NOTICIAS

Publicidad

Brotes de gripe aviar prende las alarmas en países de la región que emitieron una declaración conjunta

En Ecuador, el Ministerio de Agricultura y Ganadería sacrificó 180.000 aves de un predio afectado por el virus.

Los países de la región recomiendan reforzar la bioseguridad en las granjas avícolas, particularmente aquellas cercanas a los sitios de tránsito, descanso de las aves migratorias y zonas de frontera. Foto: Tomado de @AgrocalidadEC

Publicidad

Los brotes de influenza aviar en animales silvestres y domésticos detectados en algunos países de la Comunidad Andina, entre ellos Ecuador, en donde se detectó un brote a finales de noviembre pasado en una finca en la provincia de Cotopaxi, prende las alarmas en el continente.

En así que los países integrantes del Comité Veterinario Permanente del Cono Sur (CVP) y de la Secretaría General de la Comunidad Andina (SGCAN) emitieron una declaración conjunta ante el riesgo que representa esta enfermedad para la avicultura, la seguridad alimentaria y la salud pública de las subregiones.

Tras sacrificio de 180.000 aves se esperan resultados de pruebas para repoblar la granja afectada por influenza aviar

“Considerando que la influenza aviar altamente patógena es una enfermedad viral infecciosa, altamente transmisible, transfronteriza, que afecta tanto a las aves silvestres como a las domésticas, caracterizada por su alta mortalidad y que genera importantes pérdidas directas e indirectas en la cadena de producción y abastecimiento avícola y que constituye una barrera para el comercio internacional, se hace necesario reforzar en los países miembros las acciones de vigilancia, ya sea para prevenir el ingreso de la enfermedad y/o las medidas de control a fin de evitar su difusión a territorios libres de la misma”, señala parte del documento emitido por ambos bloques.

Publicidad

En este contexto, el CVP y la SGCAN recomiendan trabajar en los siguientes ámbitos:

  • Instar a las más altas autoridades de los Gobiernos a gestionar el reforzamiento del apoyo a los servicios veterinarios oficiales.
  • Reforzar la vigilancia epidemiológica activa y pasiva a fin de detectar tempranamente la enfermedad y lograr una rápida respuesta.
  • Reforzar la bioseguridad en las granjas avícolas, particularmente aquellas cercanas a los sitios de tránsito, descanso de las aves migratorias y zonas de frontera.
  • Reforzar y respaldar a los servicios veterinarios, a través de medidas excepcionales de gestión financiera y logística para que, el marco de los sistemas de alerta o emergencia sanitaria, cuenten con los recursos humanos y logísticos para atender esta situación.
  • Fortalecer la capacidad de los laboratorios de diagnóstico.
  • Realizar las gestiones para lograr el apoyo de las autoridades ambientales, civiles y de fuerzas de seguridad, tanto a nivel central como en los territorios, para contribuir a prevenir y/controlar la enfermedad y atender eficazmente los estados de alerta y emergencia sanitaria.
  • Fortalecer las alianzas público-privadas para coadyuvar a la prevención y control de la influenza aviar.
  • Realizar bajo el liderazgo de los servicios veterinarios oficiales en cada país miembro, de manera conjunta y coordinada la labor de comunicación de riesgo, con un enfoque interdisciplinario e interinstitucional, con la participación de las autoridades de agricultura, ambiente, salud y seguridad, entre otras.
  • Mantener permanente comunicación entre los servicios veterinarios de ambos bloques.

En Ecuador, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) dispuso el sacrificio de unas 180.000 aves del predio afectado por el virus en una parroquia rural del cantón Latacunga, cumpliendo los parámetros de bioseguridad y bienestar animal definidos por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA).

Bernardo Manzano, ministro de Agricultura y Ganadería, dijo que se cumplen todos los protocolos para controlar el virus e hizo un llamado a la población para que conozcan que este brote de influenza aviar no afecta al ser humano.

Publicidad

Ministerio de Agricultura declara por 90 días emergencia zoosanitaria en Ecuador por brote de gripe aviar. Se sacrificarán 180.000 aves

Este protocolo continuará pasados los 21 días desde la desinfección y limpieza, y se procederá con la inducción de aves centinelas negativas a la influenza aviar. El MAG y Agrocalidad realizarán un seguimiento continuo de las aves centinelas mediante la toma de muestras para descartar la presencia del virus.

En caso de obtener resultados negativos en este periodo, se procederá a la repoblación completa de la granja. Asimismo, en caso de que las centinelas tengan un resultado positivo a la influenza, se reanudará el proceso con el sacrificio de las aves y todo el proceso antes descrito.

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad