Cada sábado Pablo Uquillas llena el tanque de su Chery Tiggo en Guayaquil. Y justo le tocó hacerlo en el primer día con los nuevos precios del diésel y de las gasolinas extra y ecopaís que el presidente Guillermo Lasso fijó mediante decreto ejecutivo y también suspendió la aplicación del sistema de bandas que regulaba el alza gradual de estos.

Uquillas llenó el tanque de su vehículo con ecopaís y gastó $ 28. Asegura que la decisión debió tomarse hace meses. “Hace mucho tiempo debió congelarse, no esperar amenazas de paro”, dijo mientras aguardaba a ser atendido en una Primax ubicada en la avenida 25 de Julio, en el sur de Guayaquil.

Andy Núñez no está conforme con la medida, pero espera que sea definitiva. Dice que hace lo imposible para lograr tanquear su vehículo con nueve galones a la semana. Él también usa ecopaís.

Durante un recorrido por gasolineras que realizó este Diario se observó el normal despacho del combustible. Todas las estaciones tenían colocados los nuevos valores: las gasolinas extra y ecopaís a $ 2,55, antes estaba en $ 2,50 el galón; y el diésel tuvo un aumento de $ 0,21 ubicándose en $ 1,90.

Publicidad

La decisión del pasado viernes del Ejecutivo se dio en medio de un ambiente político inestable, por el riesgo de que se rompiera el diálogo con los transportistas y que estaba enfocado en obtener un acuerdo de focalización de los subsidios.

Lasso justificó su decisión indicando que busca “brindar estabilidad a los bolsillos de los ecuatorianos, ejecutando acciones que continúen con la reactivación y creación de empleo, especialmente para los más pobres” .

Guillermo Lasso anuncia suspensión de incrementos mensuales de los precios de los combustibles

A Miguel Tobar le preocupa más el impacto del incremento y fijación del diésel. Afirma que el consumidor se verá afectado. “Ya verá que subirán los precios de las legumbres, porque cuando sube el combustible pasa eso”, señala.

Por eso cree necesario que el Gobierno debería enfocarse en equilibrar el salario básico. “El Gobierno quiere ponernos a un nivel internacional, pero los sueldos no lo son”, menciona el ciudadano que tanqueó su expreso con diésel en una estación de gasolinera en el barrio Centenario.

Con esto concuerda Miguel Calderón, quien se encontraba tanqueando su vehículo en la Mobil ubicada en las calles Córdova y Loja. “Me parece que es una medida desesperada y puede tener peores consecuencias”, afirma.

La noche del viernes se publicaron los decretos ejecutivos 230, que reforma el Reglamento de Regulación de Precios de los Derivados de Petróleo, expedido en julio del 2005; y el 231, que se refiere a la “excepcionalidad de precios de los combustibles”.

Publicidad

El primero agrega una disposición general séptima mediante la cual se determina que el presidente de la República “podrá establecer, de manera excepcional, precios fijos para los combustibles derivados de petróleo”.

Para hacerlo, argumenta las situaciones excepcionales que establece el artículo 286 de la Constitución para la aplicación mediante decreto ejecutivo, luego de un informe técnico del Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables y el dictamen favorable del Ministerio de Economía y Finanzas.

A partir de las 00:00 de este sábado 23 de octubre regirán los nuevos precios de los combustibles, luego de suspensión de incrementos mensuales

En los considerandos de dicho documento se refiere que el Ministerio de Energía remitió a Carondelet la propuesta de reforma al reglamento de regulación de precios y los informes que lo sustentan, así como el dictamen favorable de la cartera de Finanzas.

Se agrega que, para “la reactivación de la economía y la creación de plazas de empleo, es necesario brindar estabilidad a todos los sectores del país”.

En tanto, en el Decreto 231, que se suspende la aplicación del Sistema de Bandas de Precios de los Combustibles, se incorpora un inciso en el que señala que la medida podrá “ser revisada según la situación económica y de las finanzas públicas, de conformidad con la normativa vigente”.

Javier Cedeño cree que la medida es correcta y que daría tranquilidad a ciertos sectores, pero no la ve duradera. Él tanquea su Soueast DX3 cada semana, antes gastaba $ 18 y ahora $ 22.

“Yo hice un ejercicio rápido de cuánto iba a gastar, tomé la decisión de usar ecopaís, lo cual es perjudicial en el sentido de que no es una gasolina de buena calidad y ahí debería apuntar el Gobierno de mejorar la calidad ante el incremento”, menciona. (I)