Ahorrar es una cuestión de hábito y fomentarlo desde una edad temprana ayudará a los niños a entablar una relación amigable con el dinero, que les servirá de base cuando se conviertan en población económicamente activa.

La educación financiera empieza en casa y para los niños el mejor maestro es el ejemplo, dice María Fernanda Ruiz, subgerenta de Gobierno Corporativo de Banco del Pacífico. Por ello, Ruiz menciona que se debe explicar también la importancia de cuidar el dinero con acciones sencillas como cerrar la llave, apagar las luces que no sean necesarias, entre otras.

El Departamento de Comunicación de Banco Internacional manifiesta que se debe entregar al niño una pequeña cantidad de dinero de forma periódica, como una retribución por algún esfuerzo cotidiano. De esta manera sencilla podrán entender cómo funciona un sueldo.

Diana Andrade, subgerenta de Captaciones de Banco D- Miro, menciona que acostumbrar a los niños a ser conscientes de sus pequeñas decisiones económicas es la mejor forma de ayudarles a cultivar buenos hábitos financieros. Comprarles su primera alcancía para ahorrar es clave para que se familiaricen con la dinámica de la economía.

Publicidad

Una vez que los niños entiendan que el dinero debe de ser cuidado y bien administrado, se volverán más generosos, responsables y empáticos, dice el economista Roberto Carvajal. Además aconseja que no se debe complacerlos en todo lo que pidan. “Hay que enseñarles que todo objeto material, por pequeño y barato que sea, merece un esfuerzo para conseguirlo”.

Carvajal agrega que cuando los niños estén acostumbrados a evitar gastos impulsivos, tendrán mejores estrategias para cumplir sus metas.

Participación de la banca

En Banco del Pacífico cuentan con un programa para niños y jóvenes llamado Aprendo con mi Banco Banco, el cual desde el 2010 impulsa la educación financiera en escuelas y colegios del país.

En estos diez años han capacitado a más de 40.000 estudiantes, llegando a más de 400 centros educativos y fundaciones en 17 ciudades del país. Además crearon herramientas financieras lúdicas y entretenidas para los más pequeños, tales como el programa en YouTube Mi Banco Banco TV y la app Mi Aula BdP.

Banco D-Miro, otra entidad financiera, cuenta con un plan de ahorro programado que está direccionado a objetivos familiares, personales y profesionales, donde los padres pueden considerar abrir una cuenta para sus hijos desde muy temprana edad, mediante el cual el cliente se compromete a ahorrar de manera mensual una cantidad de dinero durante un tiempo determinado.

Banco del Austro tiene el programa de cuenta de ahorros diseñado para que los menores de edad aprendan a guardar para el futuro y a utilizar de manera responsable su dinero. Con una tasa de interés del 4%, la cuenta es controlada por el padre de familia.

Según datos del Banco Central del Ecuador (BCE), en los últimos cinco años hubo un incremento del 30% en la apertura y manejo en cuentas de ahorros para niños. (I)