Las mascarillas que en pandemia se convirtieron en un producto básico dejarán de pagar el impuesto al valor agregado (IVA). Así lo plantea el proyecto de Ley de Creación de Oportunidades que impulsa el gobierno de Guillermo Lasso.

Esto significa que cada mascarilla costará unos tres centavos menos. Este implemento de bioseguridad se usa a diario y varias veces, de acuerdo con el tiempo que la persona permanece fuera de casa. Julio compra cada mes cuatro cajas de 10 unidades cada una y por ellas paga $ 11,20: $ 10 por el producto y $ 1,20 por el IVA.

Los pañales también son de uso diario en los hogares donde hay bebés. El paquete de 100 unidades cuesta alrededor de $ 15,68 con IVA, es decir que con la iniciativa gubernamental esta compra dejará de tener el recargo del 12 % del IVA y costará $ 14.

En el caso de las toallas sanitarias varía por los tipos y las unidades que viene en cada paquete o combos que suelen formar las empresas fabricantes. Hay presentaciones por las que se pagan $ 2,85 más 34 centavos por IVA, y paquetes que cuestan $ 8,26 en los que el IVA representa 99 centavos de recargo.

Publicidad

Estos son los productos que el presidente Guillermo Lasso plantea que no paguen IVA:

  • Pañales
  • Mascarillas
  • Alcohol
  • Gel antibacterial
  • Tampones
  • Toallas sanitarias y demás insumos de higiene femenina
  • Hospedaje para extranjeros

Sin embargo, en el proyecto de ley que se presentará la tarde de este viernes 24 de septiembre se detallarán todos los productos que estarán exentos.

En campaña, el mandatario ofreció eliminar el impuesto al valor agregado para artículos de primera necesidad que forman parte de la canasta básica. Entonces mencionó: lentes ópticos de corrección, audífonos de corrección, toallas sanitarias, pañales desechables, cepillo de dientes, pasta de dientes, jabón, papel higiénico, rasuradora, bloqueador solar, champú.

Incluso ese ofrecimiento está notarizado.

El IVA es el impuesto de mayor recaudación para el Estado. En el 2020 significó $ 5.506 millones de ingresos. En el tiempo ha tenido varios cambios.

La tarifa original del IVA se la estableció en el 10 % en 1990 y se incrementó al 12 % el 18 de noviembre de 1999. Posteriormente, el 20 de mayo de 2016, subió la tarifa al 14 % por un año, con el argumento de apoyar la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto del 16 de abril de ese año. En la actualidad es del 12 % y así se mantendrá, pues el mandatario aseguró que no la subirá. (I)