El regreso a clases en la región Costa este año, que se inicia en mayo, se presenta de manera virtual, al igual que en el 2020 a raíz de la pandemia, pero con un mayor tiempo para preparar este segundo ciclo para padres y alumnos y para los comercios que aplican sus estrategias y ofertas bajo esta nueva normalidad.

Por lo menos así piensa Marlene Córdova, quien el sábado pasado buscaba un escritorio para su hija de 12 años que irá a octavo de básica.

“El año pasado todo fue muy rápido, al apuro, no sabíamos cómo iban a ser las clases y tuve que improvisar la mesa de comedor como pupitre”, recordó la madre de familia, quien buscaba el mueble en Pycca del Policentro, en el norte de Guayaquil.

En ese local se ofrecían varias opciones, además de mochilas, sillas, impresoras, cuadernos y otros implementos.

Publicidad

Cadenas de almacenes toman con cautela sus compras para las diferentes temporadas del 2021

Polipapel también ofrece en sus locales útiles para la vuelta a clases.

Nathaly Vargas, gerenta de la Unidad de Negocios de Polipapel, indicó que en el 2020, debido a la pandemia, la venta de útiles no estuvo establecida en un periodo específico como se daba típicamente en años anteriores, sino que se fue dando a través de los meses, pues las escuelas no pidieron lista de útiles e iban haciendo los requerimientos semanalmente.

Por esta razón Vargas prefiere comparar el comportamiento de este año con el de un año normal. Indicó que con relación al 2019, Polipapel ha comprado a sus proveedores el 15% en promedio.

“Lo de mayor salida son temas tecnológicos, laptops, tablets, impresoras, insumos para impresoras (hojas, tintas, etc.); marcadores y lápices de colores”, reveló Vargas, quien indicó que pese a que no se proyecta una gran demanda de mochilas, se ha desarrollado un rubro interesante a todo lo referente a portalaptops que corresponde a las nuevas necesidades de los clientes.

En cuanto a los canales de atención, el virtual que arrancó el año pasado en plena pandemia, y el presencial en el formato de tiendas, Vargas aseguró que se desarrollan a la par.

Señaló que en el 2020 abrieron tiendas en Manta (Manabí), La Libertad (Santa Elena) y Quito (Pichincha) y hace una semana inauguraron otra en Ciudad Celeste (Samborondón) y en 15 días abrirán otra en Villa Club (Daule).

Publicidad

“Nuestra cobertura en tiendas sigue siendo una apuesta interesante y nuestra página web de igual forma”, resaltó Vargas, quien espera que este año las ventas se incrementen por lo menos el 15% en comparación al 2019.

Polipapel abrió tres tiendas en el 2020 pese a la pandemia. Este año ya abrió un nuevo local en Ciudad Celeste y en los próximos días inaugurará otro en Villa Club. Foto: Peter Tavra Franco

Por su parte, Almacenes Estuardo Sánchez (Alessa) proyecta incrementar sus ventas el 20% en comparación con el 2020 apostándole más a la tecnología que a los productos tradicionales del regreso a clases.

“Hemos fortalecido nuestro surtido en tecnología como laptops, impresoras, tablets, tintas para impresoras, y periféricos como teclados, mouse, parlantes, etc. Además de fortalecer la categoría de escritorios, sillas de oficina y mesas para computadoras que sirven para las clases virtuales”, expresó Juan Xavier Sánchez, vicepresidente del Grupo Alessa, quien señaló que este año se planificó comprar el 30% menos que el año pasado, considerando el inventario que no rotó durante el 2020.

También han fortalecido sus stocks en otras categorías como manualidades arte y pintura, como lápices de colores, lienzos, témperas, pinceles, además de resmas de hojas, carpetas.

“En las escuelas y colegios se han enfocado en proyectos y en trabajos desde casa y los productos del regreso a clases tradicionales como mochilas, loncheras, cartucheras, cuadernos y los forros en la modalidad a distancia no se utilizan”, señaló Sánchez.

En tanto, un segmento que perdió espacio por la nueva normalidad de clases en casa fue el de los uniformes. Ante esto, cadenas de almacenes como De Prati y Etafashion han optado por lanzar campañas promocionando prendas deportivas para que los estudiantes utilicen en el hogar.

Etafashion preparó una guía de compras de ropa y accesorios para el regreso a clases de niños y jóvenes, en la que también la oferta se centra en ropa casual y deportiva, dejando a un lado los uniformes.

Negocios buscan mover, con descuentos, su stock de útiles escolares rezagados por la pandemia

Mientras, De Prati con su eslogan Tu hogar, tu escuela ofrece una variedad de productos en moda, muebles, escritorios, libreros y artículos de tecnología.

En el caso de la moda ofrece una colección de prendas enfocadas en la comodidad para los estudiantes, alejados de las prendas tradicionales en blanco y azul; y calzados negros de los años anteriores en clases presenciales.

Ana María Rossi, jefa de Diseño de De Prati, aseguró que este regreso a clases, bajo la modalidad virtual de educación, sigue cambiando la dinámica de todos y ahora la comodidad en las prendas de los niños y niñas se ha vuelto prioridad.

La oferta de De Prati incluye prendas para las niñas como los leggins y joggers estampados y con el estilo tieday que está en tendencia. Foto: Cortesía De Prati

“En De Prati pueden encontrar camisetas, polos, shorts de diferentes tipos tanto para niños como para niñas. Otra prenda ideal para las niñas son los leggins y joggers estampados y con el estilo tie day que está en tendencia. Mientras que para el calzado los sneakers para niños y niñas representan la opción ideal para las actividades diarias”, recomendó la experta, quien señaló que busca brindar a sus clientes una oferta adaptada a la nueva normalidad, que cubra las necesidades de la familia.

La nueva colección de regreso a clases está disponible en todas las tiendas De Prati de Quito, Guayaquil, Manta y en deprati.com. (I)