El ministro de Trabajo, Patricio Donoso, aseguró que se corregirá el tema de la repartición de utilidades en la propuesta de ley laboral que será enviada a la Asamblea Nacional en estos días. El Gobierno ha anunciado que enviará a la Asamblea la Ley de Creación de Oportunidades, pero dividida en tres partes: tributaria, laboral e inversiones. Las dos primeras serían con carácter económico urgente.

Sobre el tema laboral, Donoso dijo esta mañana, en Ecuavisa, que a petición de grupos de trabajadores se dejará insubsistente la propuesta que tenía la Ley de Creación de Oportunidades de repartir el 15 % de utilidades de manera total al trabajador, y no como ahora funciona, que es 10 % a los trabajadores y 5 % a las cargas familiares. Así, en la nueva ley el tema quedaría igual que con el régimen laboral normal.

El ministro también reconoció que fue un error haber propuesto el artículo 70, en el cual se establecía que un empleado debería pagarle una indemnización al empleador o que el empleador podría despedir por causales como dos atrasos a sus empleados. Entonces, se lo retirará de la propuesta.

El ministro también dijo que se ha dejado insubsistente el límite que se había sugerido para el cobro de utilidades y aseguró que no habrá restricciones para las vacaciones.

En todo caso, dijo que, si hay que hacer otros cambios, eso se logrará a través del debate en la Asamblea.

Entre tanto, el funcionario explicó que el Gobierno sí ratificará ciertos cambios laborales que le parecen adecuados para hacer más atractiva la contratación de empleados, pues su meta es lograr crear hasta el final del periodo unos 2 millones de puestos más.

Así, por ejemplo, se mantiene la eliminación de la jubilación patronal y se la cambia por un régimen voluntario pero con fondos del propio trabajador. Explicó que actualmente la jubilación patronal se ha convertido en un sistema que alcanza a beneficiar a un 4 % de los trabajadores, pues los empleadores los terminan despidiendo antes de que cumplan los 20 años en una misma empresa.

El ministro ratificó que se mantendrá un artículo en el que se indica que, si existiera una caída de ingresos por seis meses en una empresa, esta pueda reducir la jornada en 50 %. Explicó que esto ha sido pensado para enfrentar problemas como los ocurridos en la pandemia y para evitar que se pierdan las plazas de trabajo.

El ministro Donoso también destacó que en el nuevo régimen laboral que se plantea para los nuevos empleados se conserva la afiliación a IESS y los décimos. También hizo hincapié en que se han recuperado en estos pocos meses 200.000 plazas de trabajo.