QUITO

El flamante presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Francisco Cepeda, aseguró esta mañana que no se van a modificar los aportes de afiliados y patronos; además, que el Gobierno ha dado su palabra de honrar las obligaciones con la entidad que en su totalidad llegan a $ 8.037 millones. En su hoja de ruta también está optimizar el sistema de salud y que el Gobierno cubra al menos en una parte lo adeudado en salud, pues este fondo ya es deficitario.

Estos temas fueron abordados en el primer conversatorio de Cepeda con diversos medios de comunicación.

El funcionario dijo que el aporte de empleados y patronos no se modificará, pues en estos momentos sería absurdo, por dos motivos puntuales: no estamos en un momento boyante en la economía, y el servicio de salud que brinda el IESS no es el mejor. En todo caso, no descartó que a futuro se deban tomar medidas, pues de acuerdo a cómo evoluciona el fondo de pensiones, a partir del 2030 ya se produciría un desequilibrio. En este sentido, dijo que habría posibilidad de aumentar la edad de jubilación o incluso cambiar el cálculo de los montos jubilares. Sin embargo, dejó claro que al tratarse de temas muy delicados, no se podría llegar a una decisión sin antes trabajar de manera amplia con los diversos sectores involucrados en mesas técnicas. Esto, atendiendo a las sugerencias de la propia Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Publicidad

Cepeda también explicó la situación de la deuda del Estado con el IESS. Aseguró que al momento existe una deuda de $ 8.037 millones, de los cuales $ 4.368 millones son del seguro de salud; $ 2.854 millones corresponden al 40 % de pensiones, $ 760 millones más provienen de lo adeudado al Seguro Social Campesino y $ 55 millones por Seguro de Riesgos del Trabajo.

Llama la atención que Cepeda indicara que de este total, solamente $ 381 millones son deuda negociada, es decir que el Gobierno ya se ha comprometido a pagar, y que el resto ( $ 7.840 millones) aún no tienen un plan de pagos en firme. En todo caso, Cepeda advirtió que el presidente Guillermo Lasso se ha comprometido a pagar dicha deuda, pero explicó que no se puede hacer de manera inmediata.

En todo caso, sobre el fondo de salud confirmó que tiene un déficit que será de $ 800 millones este año. Y por ello se está gestionando con el Gobierno para que entregue entre $ 250 y $ 300 millones para que la desinversión que deben hacer para cubrir los gastos del seguro de salud no sea tan alta.

El representante del presidente Guillermo Lasso en el IESS también explicó que la situación del sistema de salud es compleja: “No se puede tapar el sol con un dedo”, dijo. Reconoció que existe desabastecimiento de medicinas en los diversos hospitales del país. Por ejemplo, existe desabastecimiento del 71 % en el Hospital Carlos Andrade Marín; en el Teodoro Maldonado el desabastecimiento llega al 67 % y en el José Carrasco al 56 %.

En este sentido dijo que la estrategia será realizar de manera inmediata compras de ínfima cuantía y a mediano plazo compras por emergencia (45 días) de los medicamentos. Sin embargo, para el 2022, ya se ha establecido que se harán compras grandes para hacerlas de manera directa y evitar a los intermediarios, y por tanto estandarizar precios. Ya se ha conversado con productores nacionales para incrementar niveles de producción, pero no se descarta importación de fármacos.

Otra de las metas con la que llega Cepeda es bajar el porcentaje de derivaciones a prestadores privados externos. Explicó que ahora que el IESS tiene infraestructura de hospitales tiene que cubrir costos importantes de su propia operación y no hace sentido que también haya un alto volumen de derivaciones. Para ello se plantea fortalecer las unidades médicas de primer nivel.

Publicidad

Así los casos de menor complejidad serán atendidos en estas unidades, mientras que los de mayor complejidad, en los hospitales. De esta manera, los hospitales se dedicarán a lo que deben, y bajará el porcentaje de derivaciones.


Se trabajará en la mora patronal

En el IESS existe una mora patronal que asciende a $ 1.840 millones. En este sentido, dijo Francisco Cepeda, presidente del IESS, se han iniciado juicios de coactivas. Puso como ejemplos los problemas suscitados con la Universidad Técnica Equinoccial (UTE), Canal Uno y Comandato.

También anunció que el Biess está diseñando nuevos productos. Por ejemplo, nuevos quirografarios para emprendimientos, así como agilizar el trámite de los créditos hipotecarios, que en estos días están teniendo una importante de mora.