NOTICIAS

Publicidad

Quiénes tendrán gasolina subsidiada se debate en mesa de diálogo en Ecuador, mientras en Perú nuestro combustible se vende libremente en las carreteras en pomas y botellas

Definición del mecanismo para focalizar subisidios de combustibles se tomará los 90 días que durarán diálogos. Gobierno e indígenas crearán mesas especializadas

La gasolina ecuatoriana se vende en Perú, cerca de la frontera con Ecuador, en pomas y botellas de vidrio en pequeños puestos callejeros. Foto: Sugey Hajjar

Publicidad

Como las frutas o humitas que se ofrecen en las carreteras al emprender un viaje, así se vende al pie de la vía de ciudades fronterizas de Perú la gasolina ecuatoriana. En pomas o botellas de cola, en improvisados puestos y sin ningún control.

Una furgoneta que lleva turistas desde Quito a Lima hace su parada en Tumbes para comprar en esos sitios dos galones de gasolina extra ecuatoriana y seguir su camino.

Es que en las gasolineras de allá el precio marcado en las carteleras para la de 84 octanos es de 22 soles que son $ 5,60 mientras que este combustible en Ecuador cuesta $ 2,40 -un precio congelado, subsidiado y que se redujo más desde julio para poner fin a las protestas que paralizaron 18 días el país-.

Publicidad

La reducción de 15 centavos en los precios de gasolina extra y extra con etanol y diésel fue una de las medidas que adoptó el Gobierno para frenar las protestas convocadas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) en junio pasado y con las que se abrió paso a las mesas de diálogo que se desarrollan en la actualidad. Una de ellas precisamente analiza los precios de los combustibles, cómo focalizar los subsidios para establecer quiénes serán beneficiados y qué precio pagarán por ellos.

La gasolina ecuatoriana se vende en las calles de las poblaciones fronterizas de Perú. Foto: Sugey Hajjar

Esa mesa se reinstaló este miércoles 27. La propuesta entregada por las organizaciones indígenas es que para la focalización se tomen en cuenta tres segmentos de la población: el sector que no requiere subsidios, pagando precios reales; el segundo el del transporte, que pagaría el precio actual ($ 2,40 gasolinas y $ 1,75 diésel) y el tercero el sector agrícola, que pagaría un precio aún más reducido ($ 2,10 y $ 1,50).

Sin embargo, una vez cumplida la cuarta jornada de discusión se conoce que no serán suficientes cinco días para llegar a acuerdos en la mesa de focalización. Por eso este viernes 29, cuando se cumple la quinta jornada de diálogos en este tema, se van a crear mesas especializadas para tratar varias aristas sensibles. Según lo indicó el ministro de Transporte, Darío Herrera, se va a tratar de no extender los procesos de diálogo más allá de los 90 días que duran los diálogos. Explicó que existe la voluntad de ambas partes de tomarse el tiempo necesario para lograr los acuerdos, pues son temas que se arrastran por varias décadas y que no se pueden solucionar de la noche a la mañana.

Publicidad

Este viernes se definirán en conjunto el número de mesas especializadas, la temática y quiénes serán los integrantes de cada una de ellas. Conforme se den los acuerdos se seguirán presentando a la mesa general. Herrera explicó que el Gobierno del presidente Guillermo Lasso escucha tanto a las organizaciones sociales como a transportistas, comercializadores de vehículos y más sectores relacionados.

El ministro también explicó que el miércoles el Gobierno entregó una respuesta de diez páginas sobre las ocho líneas de discusión que ha pedido el sector indígena. De acuerdo al régimen, al momento existen coincidencias (no acuerdos) en cuatro puntos: focalización eficiente y necesidad de subsidio; aplicar el principio de solidaridad; dinero de ahorro deberá invertirse en el sector social y que haya un levantamiento del registro con sistemas tecnológicos.

Publicidad

Fijación y control de precios para 42 productos de la canasta básica, pedido de los indígenas en mesas de diálogo

Sobre el tema del avance en la mesa de focalización, el presidente de la Conaie, Leonidas Iza, confirmó que se crearán estas mesas especializadas pues existen rubros que hay que analizar de manera técnica. Para Iza, los diálogos han permitido identificar que el subsidio es un tema de producción y no sobre el que tenga o no tenga carro una persona.

Entre tanto, Hugo Aguiar, viceministro de Hidrocarburos, dijo que las definiciones van por el consumo promedio de combustibles, un consumo ponderado, por tipo de usuario, por vehículo. Además se tomarán en cuenta los ingresos de las personas. Aseguró que se han propuesto realizar los planes pilotos sobre el tema.

Los subsidios a los combustibles en el Ecuador llegarán este año a $ 3.345 millones por efecto de la fuerte subida de precios a nivel mundial y también por las concesiones que ha realizado el Gobierno al haber bajado y congelado el precio de las gasolinas extra y ecopaís y el diésel para el sector automotor.

El miércoles cuando se reinstaló la mesa de focalización, Patricio Mesa, asesor técnico de la Conaie, explicó que la propuesta de los indígenas es tener un subsidio general, pero establecer exclusiones de este subsidio a personas que no lo necesitan. Sin embargo, esta es una postura distinta a la focalización, que más bien busca que no haya subsidio en general, sino un subsidio enfocado solo en quienes lo necesitan.

Publicidad

De acuerdo con Alberto Acosta Burneo, director de Análisis Semanal, se requieren $ 800 millones adicionales para financiar el congelamiento de precios de los combustibles y el aumento del subsidio exigido por la Conaie.

A la mesa de diálogo el Servicio de Rentas Internas (SRI) llevó la información sobre la venta y consumo de combustible de los ecuatorianos, los vehículos y placas. La idea, dijo, es cruzar datos y tratar de llegar a acuerdos generando el mejor panorama posible.

Protestas y búsqueda de ‘soluciones mágicas’ se replican en Latinoamérica por fuerte subida de precios de combustibles

El alza de los precios de combustibles se da a nivel internacional, y en la región se han presentado protestas en países como Panamá, donde el Gobierno también tiene en proceso mesas de diálogo y se bajó el combustible de $ 5,20 a $ 3,25 el galón. Pero los sindicatos y organizaciones piden que se rebaje el precio de la gasolina a $ 3.

En Perú se registran precios por galón que van desde $ 4 a $ 7,50, de acuerdo con la cotización actual del sol peruano. Por ejemplo, la de 84 octanos fluctúa entre 15,85 y 21,29 soles. La de 90 octanos se vende entre 19,54 y 24,97 soles. La de 95 octanos tiene un rango de precios que va desde 20,90 a 28,97 soles, es decir, entre $ 5,30 y $ 7,30 -esta es la equivalente a la súper ecuatoriana que no tiene subsidio y que está en $ 5,20-. También tienen la gasolina de 97 octanos, que es la más cara y se comercializa de 22 a 29,47 soles peruanos. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad