Un sector de la comunidad de San José de Aloburo, en el cantón Pimampiro, en Imbabura, fue declarada en emergencia por el alcalde Armando Chávez, quien acogió los informes y sugerencias del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE) y del Comité de Operaciones de Emergencia (COE).

El desplazamiento de una masa de tierra y las grietas que presentan viviendas, vías y terrenos de esa zona forzaron a tomar esta determinación. Según Chávez, la medida emergente permitirá atender con prontitud a las familias que tuvieron que ser evacuadas.

Entre las acciones inmediatas constan el mantenimiento y la apertura de vías alternas para garantizar la movilidad y gestionar ante organismos provinciales y nacionales el apoyo frente a esta difícil situación por la que atraviesa Pimampiro, se indicó.

Doce familias fueron evacuadas. Se espera un primer informe para este domingo por parte de técnicos que llegaron a la zona. Foto: Cortesía Foto: El Universo

Los técnicos del SNGRE advierten que los deslizamientos de tierra continúan y las fisuras de las calzadas, casas y solares cada día son más y de mayor diámetro. El último informe señala que alrededor de 30 hectáreas han sido afectadas hasta el momento.

Publicidad

El riesgo obligó a doce familias a abandonar sus viviendas para preservar su integridad, estas personas de la noche a la mañana dejaron sus casas donde habitaron por varias décadas.

En Pimampiro, Imbabura, con 30 agricultores arranca la primera Escuela de Fruticultura

Los afectados fueron evacuados en medio de lágrimas. Ellos observaban cómo el lugar que fue su morada por varios años terminó agrietándose, especialmente las paredes y los pisos. El alcalde Chávez informó que ocho familias fueron trasladadas a la casa de acogida municipal, ubicada en la antigua escuela de la comunidad El Tejar.

Otra familia fue reubicada días atrás a una vivienda de propiedad municipal y tres más se encuentran en casas de familiares y amigos. Profesionales en psicología y trabajo social de la Municipalidad de Pimampiro brindan acompañamiento permanente a las familias afectadas.

La vía también resultó afectada con estas grietas y deslizamientos de tierra en San José de Aloburo, en Pimampiro, Imbabura. Foto: Cortesía Foto: El Universo

El Ministerio de Salud Pública (MSP) y el Cuerpo de Bomberos de la localidad se han unido para ofrecer atención a los damnificados. La próxima semana, el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos llegará con kits de alimentos y aseo.

Ayer, técnicos de análisis de riesgos de la SNGRE realizaron un estudio geológico de toda la zona de afectación, para determinar posibles orígenes y alcances que podrían tener los agrietamientos y desplazamiento de tierra.

El informe estaría listo este domingo. Se ha solicitado además desde la Municipalidad el apoyo de profesionales del Ministerio de Transportes y Obras Públicas y universidades, quienes arribarán al sector este lunes, se dijo.

Las recomendaciones que realizarán los técnicos posibilitarán tomar las acciones más adecuadas.

Como medida inicial se ha restringido el tránsito vehicular y peatonal y también se han interrumpido las líneas de conducción de agua potable y limitado el uso de agua de riego de la zona. (I)