Más de diez testigos han dado su testimonio dentro de la audiencia de juzgamiento contra catorce personas por el presunto delito de peculado en la compra de pruebas para detectar coronavirus que hizo la Secretaría de Salud del Municipio de Quito en el año 2020.

Entre los procesados están el exalcalde de Quito Jorge Yunda; los exsecretarios de Salud Lenín Mantilla y Ximena Abarca; Linda Guamán, exfuncionaria de esa dependencia local.

La audiencia se inició el 29 de septiembre y se ha realizado durante siete días en el piso 11 del Complejo Judicial Norte, en Quito.

La audiencia se ha desarrollado en un ambiente de tranquilidad, aunque a veces interrumpido por fallas tecnológicas, demoras en la instalación y ciertas discrepancias entre la Fiscalía y los abogados defensores subsanadas por la intervención del tribunal que escucha los alegatos a favor y en contra.

Publicidad

Este jueves, la Fiscalía convocó, vía telemática a un exjefe de servicio de la Unidad Técnica de Genética Molecular del hospital Carlos Andrade Marín (HCAM) del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), que efectuó una revisión documental de las especificaciones técnicas que constan en el proceso del Municipio de Quito, del objeto del contrato, de los insertos del producto recibido y de las actas de entrega recepción.

Para la Fiscalía, el testigo señaló -en su informe- que hay una diferencia entre lo que se solicita y lo que se entrega, es decir, no es lo mismo PCR que RT LAMP y que se incumplió con el objeto del contrato.

El argumento fiscal es que el Municipio capitalino compró 100.000 pruebas PCR para la detección de coronavirus por Polimerasa a un costo de $ 4,2 millones, pero en su lugar habría recibido pruebas RT LAMP.

La lectura de María Dolores Miño, parte de la defensa jurídica de Linda Guamán, es que el testigo ratificó que las pruebas PCR y las LAMP funcionan con enzima Polimerasa.

Al preguntarle a Miño si hubo incumplimiento del contrato respondió que no.

Juez que participó en recurso de Jorge Yunda cundo había disputa por la Alcaldía de Quito fue destituido

Desde que Yunda dejó de ser alcalde de Quito, el pasado 29 de septiembre, tras un fallo de la Corte Constitucional (CC), ha asistido a la audiencia de juzgamiento, pero este jueves no quiso referirse ni a la destitución de un juez que conoció unos de sus recursos cuando había una disputa por la Alcaldía de Quito con Santiago Guarderas ni a la situación de su hijo Sebastián, quien el lunes 11 de octubre deberá enfrentar una audiencia de revisión de medidas ante el incumplimiento que habría tenido de las que fueron ordenadas el 20 de septiembre que incluían presentación periódica y uso de grillete electrónico.

Sebastián Yunda afrontará audiencia de revisión de medidas

Acerca de la estrategia jurídica de Yunda, uno de sus defensores, Marcelo Icaza, indicó que el exfuncionario no ha participado en nada salvo en declarar la emergencia y haber delegado todo el proceso precontractual, contractual, de ejecución y liquidación a la Secretaría de Salud del cabildo quiteño.

Aún no deciden cuántos testigos presentará la exautoridad capitalina a la espera de que la Fiscalía concluya con sus aproximadamente 61 testigos.

Tras la intervención del testigo catorce, la audiencia se suspendió y se reinstalará el próximo lunes 11 de octubre a las 09:00.