Las visitas a los balnearios de agua dulce y salada fueron los sitios más visitados en este feriado nacional por un año más de la independencia de Guayaquil (201 años que se cumplieron ayer, 9 de octubre). En localidades costeras, las playas fueron la atracción.

Aunque en algunos sectores como en la ciudad de Esmeraldas hubo quejas de vendedores porque hasta la mañana de ayer llegaban pocos turistas al balneario de Las Palmas, en comparación con feriados como el de noviembre o el de carnaval. Ahí también usuarios reclamaron por el daño en las maderas y asientos del corredor peatonal donde empieza la arena.

En otros sectores como en Manabí y Santa Elena mantenían esperanzas de que los turistas continuaran llegando conforme pasaban las horas.

En localidades de la Sierra, como en Baños de Agua Santa hubo una fuerte presencia de turistas que llegaron a disfrutar de los atractivos que este cantón de Tungurahua ofrece, como la visita al llamado columpio del fin del mundo, a las cascadas y otros. Unos visitantes incluso aprovecharon para avanzar hacia Puyo, la capital de Pastaza, en la Amazonía ecuatoriana.

Publicidad

En Loja también hubo esperanza por la reactivación económica por estos tres días de feriado, que termina hoy.

Así, con la intención de aprovechar el escenario actual en medio de la pandemia por el COVID-19, que ha impactado económicamente a todos, el sector turístico lojano ofrece una variada programación y sitios para visitar.

Frans Obaco, presidente de la Cámara Provincial de Turismo de Loja (Captur) y gerente de la operadora turística Star Tourism, señaló que, además de manejar los paquetes que siempre tienen en difusión, incrementaron algunos destinos rurales.

Detalló que en el último feriado (del 10 de agosto) registraron un 17 % de reactivación económica en Loja, cifra que está lejos de los niveles de trabajo acostumbrados que bordeaban al menos un 60 % de acogida, pero estimaban tener ahora un 25 %.

Entre las promociones que tienen están destinos por tres días y dos noches combinando la ciudad, los valles de Malacatos, Vilcabamba, la provincia de Zamora Chinchipe y su naturaleza presente en el Podocarpus e, incluso, la parte religiosa, dijo. También disponen de paquetes que contemplan las visitas a las parroquias de la parte noroccidental del cantón Loja, así como los destinos a la provincia dirigidos a Zapotillo, Puyango, Celica, sin olvidar el turismo cultural que puede vivirse en Saraguro.

Recordó que hace cinco años había precios muy elevados en paquetes turísticos hacia Loja, similares con irse al exterior, pues estaban entre $ 600 y $ 700, pero con los trabajos de conectividad que ahora se cuenta se logró disminuir costos por debajo de los $ 300. Así, en este feriado incluso ofrecieron descuentos de hasta el 25 % y se daban facilidades en paquetes que van desde $ 190 y $ 220 en adelante, dependiendo del servicio (cinco, cuatro o tres estrellas), se indicó.

Otro de los sitios que visitaron los turistas, sobre todo los habitantes de Guayaquil, fue Santa Elena, que está a unas dos horas de la ciudad en viaje en carro particular.

Sus playas y los preparados a base de mariscos son parte de la oferta y atractivos que mueve a los visitantes. Otro grupo optó por ir a los balnearios del cantón Playas, así como los de Guayaquil, como Playa Varadero. El Morro también tuvo turistas. (I)