Ipiales, Colombia

La decisión del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional de Ecuador de postergar la apertura de la frontera con Colombia para el 15 de diciembre caldea los ánimos de un sector del comercio de Ipiales que intentó tomarse esta mañana el puente internacional de Rumichaca y bloquear el tránsito de mercancías entre Tulcán e Ipiales y viceversa.

La medida fue impedida por un grupo élite de la Policía de Colombia que no permitió que los descontentos se mantengan obstruyendo el paso de tractocamiones por el viaducto, trasladándose luego los manifestantes hasta el parque 20 de Julio de Ipiales, donde irrumpieron en un acto binacional de vacunación COVID-19 que se desarrollaba en ese lugar.

Omar Benavides, dirigente de la Asociación de Comerciantes de la Frontera (Aceprof), interrumpió el acto y recriminó a los representantes de los gobiernos de Ecuador y Colombia, al igual que Yaco Martínez, gobernador de Carchi, por la no apertura total de Rumichaca.

Publicidad

Benavides fue retirado del lugar por la fuerza pública terminando el evento. Así el dirigente ipialeño puso en evidencia el malestar que existe en el gremio que exige la apertura total del ducto internacional para receptar a los compradores ecuatorianos, que son el sustento de sus negocios.

Comerciantes de Carchi piden reactivar la canasta comercial transfronteriza

IPIALES, Colombia. Comerciantes expusieron su desacuerdo por la postergación de la apertura de la frontera entre Colombia y Ecuador. Foto: Ricardo Cabezas

El aplazamiento de quince días anunciado por los dos Gobiernos ha generado fuertes reacciones por parte de varios dirigentes de Aceprof a través de los medios de comunicación del vecino país.

Luis Alexander Moscoso, viceministro de Salud de Colombia, quien estuvo presente en la programación que impulsa la campaña de vacunación contra el COVID-19 en las fronteras, aclaró que la reapertura deberá ser segura.

Argumentó que uno de los motivos que extendieron la fecha para abrir Rumichaca es la presencia de la variante ómicron y enfatizó en que el proceso no solo requiere de controles sanitarios, sino de contar con altos niveles de vacunación en las poblaciones fronterizas, vigilancia epidemiológica y capacidad de atención que garantice cualquier contingencia.

Durante el encuentro, Moscoso dijo que mantuvo una reunión con su homólogo ecuatoriano, el viceministro José Ruales, con quien revisaron estos temas sobre los cuales –adelantó- seguirán trabajando.

“Somos respetuosos de las decisiones del vecino país (Ecuador), Colombia también está revisando cada una de sus políticas para afrontar estas condiciones nuevas y cambiantes que se están presentando con la nueva cepa”, enfatizó.

Para Ruales, el propósito es trabajar en conjunto entre ambos países para que los procesos de vacunación y cobertura funcionen y el riesgo sea mínimo, por lo que han instalado puestos de inmunización en puntos estratégicos de la zona fronteriza.

“Las coberturas de vacunación en las provincias fronterizas de Carchi, Sucumbíos y Esmeraldas no son iguales, no llegando al 85 % de la población total con el esquema completo de las dos vacunas, razón por la que estamos promoviendo este tipo de campañas en la franja fronteriza”, agregó.

La Secretaría de Comunicación del Gobierno ecuatoriano ratificó que la reapertura de la frontera para el transporte de carga pesada de mercancías se postergará hasta el 15 de diciembre. “Con base en criterios técnicos y epidemiológicos sólidos, se ajustarán las medidas que sean necesarias para contener la expansión de la variante ómicron del COVID-19″, indicó en una misiva divulgada esta tarde. (I)