El comité promejoras del barrio La Floresta, centro norte de Quito, emitió un boletín informando que se presentó un plan especial de ordenamiento urbano del barrio La Floresta al ministro de Cultura y Patrimonio, Julio Bueno. También se presentó el proceso técnico para la declaratoria de 169 bienes patrimoniales en ese sector. Los moradores temen por una posible mutilación del Hotel Quito y de su entorno paisajístico y urbano.

Los representantes muestran preocupación sobre la posible presión desde el sector inmobiliario de dejar insubsistente la Resolución n.º 114 expedida por el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) el 28 de diciembre de 2020 en el que incluyó a siete mil bienes patrimoniales establecidos por el Municipio de Quito en las últimas cuatro décadas.

El comité de La Floresta solicitó al ministerio que respalde públicamente la resolución emitida de su propio seno. Andrés Vallejo, miembro del Comité presente en la reunión, dijo, según el documento, que existe un menosprecio por el bien común desde los promotores inmobiliarios al dejar en la indefensión a siete mil bienes declarados patrimonio en toda la ciudad, con el solo fin de buscar el máximo lucro posible en un solo predio, el del Hotel Quito.

El secretario de Territorio, Hábitat y Vivienda del Municipio de Quito, Vladimir Tapia, dijo que el barrio La Floresta es icónico en la ciudad por la alta cantidad de predios con valor patrimonial. “Dentro de estos predios se pueden hacer intervenciones de rehabilitación o en algunos casos de nuevas edificaciones, siempre y cuando se cumpla con las condiciones de protección y conservación de los bienes inmuebles” añadió.

Respecto del Hotel Quito, dijo que es un lote interesante que aparte del inmueble inventariado como patrimonio tiene varias áreas libres en las que se podría hacer una intervención sin amenazar la construcción. Para este y otros proyectos, Tapia puntualizó que se establece una mesa técnica antes de aprobar proyectos de construcción para precautelar la conservación de estos bienes patrimoniales.

Por su parte, Daniel Elmir, vocero de Constructores Positivos, dijo que esta propuesta nació desde un sector ajeno, ellos no fueron los proponentes para construir en este tipo de predios y que no apoyan este tipo de proyectos. “Se deberá analizar bien la manera de manejar esos terrenos, esa decisión la tendrá finalmente el Municipio de Quito” añadió. (I)