PORTOVIEJO

De los diez casos confirmados de la variante delta del COVID-19 en Manabí, dos son menores de edad de 10 y 11 años, los ocho restantes son personas cuyas edades fluctúan entre los 20 y 30 años, según información proporcionada por autoridades de Salud de esta provincia.

Leonor Zambrano, coordinadora zonal 4 del Ministerio de Salud Pública (MSP), indicó que las muestras de los diez pacientes que salieron confirmados fueron enviadas al Inspi el pasado jueves y los resultados fueron confirmados la noche del pasado lunes 26 de julio.

“Como coordinación zonal de Salud, a través del sistema de vigilancia sanitaria hemos comenzado a hacer la vigilancia de estos pacientes, el cerco epidemiológico correspondiente y a determinar en qué condiciones se encuentran. Actualmente están en tratamiento ambulatorio, no son pacientes que están en condiciones críticas”, señaló Zambrano.

Publicidad

La funcionaria indicó que ninguno de los diez contagiados de la variante delta se ha vacunado contra el COVID-19.

Jessica Barrezueta, analista de Vigilancia Epidemiológica de la Coordinación Zonal 4 del MSP, señaló que en Portoviejo se han efectuado cuatro cercos epidemiológicos para controlar la atención a los pacientes contagiados con esta variante. Todos ellos —ratificó— se encuentran estables.

“Realmente los casos no se manifiestan para decir que las cantidades de casos hayan crecido o aumentado. Realmente seguimos con una notificación baja de casos, que realmente posterior a esta variante delta pues vamos a tener quizás un aumento de los mismos, ya que los pacientes, como lo podemos evidenciar, muchos no están acudiendo a nuestra zona de triaje, ni siquiera a nuestras unidades de atención en salud”, señaló Barrezueta.

Agustín Intriago, alcalde de Manta, volvió a mostrar su preocupación ante el anuncio hecho por las autoridades de salud, e indicó que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal está atento a recibir en las próximas horas información en relación a medidas para tomar en esa jurisdicción.

“La experiencia del inicio de la pandemia nos ha enseñado que anticiparnos es clave para evitar la mayor cantidad de pérdidas humanas posibles, y así lo hemos hecho desde la semana anterior, en que se lanzó la alerta de un posible caso con la variante delta aquí en Manta”, dijo Intriago.

En Ecuador ya se contabilizan 85 casos de la variante Delta. Este lunes, en Quito, la ministra Ximena Garzón confirmó que se han detectado 45 nuevos casos en Azuay (2), Cañar (3), El Oro (26), Manabí (10), Pichincha (1) y Guayas (3). (I)