CHONE, Manabí

El cuerpo sin vida de Ximena Delgado Bravo, de 35 años, fue encontrado en el río Chone, a la altura del puente Otto Arosemena, la mañana de este lunes 1 de noviembre.

Uno de los comerciantes que acuden desde temprano a dejar sus mariscos a la entrada del sector de Puerto Arturo divisó a una persona flotando boca arriba en una de las orillas del río y de inmediato llamó al ECU911 para alertar a las autoridades.

Decenas de curiosos llegaron hasta el lugar. Asimismo, elementos de la Policía se ubicaron en los alrededores del sitio del hallazgo y pidieron a la ciudadanía mantener la distancia. Con el arribo de miembros de Criminalística y de la Dirección de Muertes Violentas (Dinased) se realizó el levantamiento del cadáver junto con los miembros del Cuerpo de Bomberos, quienes extrajeron el cuerpo de la mujer del afluente. El cadáver fue cubierto para ser trasladado hasta el centro forense de Manta a fin de cumplir con la respectiva autopsia de ley.

A muchos ciudadanos les causó sorpresa el ahogamiento de Ximena, ya que el lugar donde apareció estaba seco, por lo que creen que pudo haberle dado un ataque epiléptico. Allegados corroboraron que ella sufría de esas alteraciones.

Conocidos indicaron que la ahora fallecida residía en el sector de Potrerillo de Chone y que en ocasiones recorría las calles vendiendo caramelos, y que estaba separada de su pareja.

En medio de la consternación, familiares de la fallecida pidieron a las autoridades que sigan las investigaciones para determinar las causas de su muerte.

Armando Padilla, jefe del distrito de Policía de Chone-Flavio Alfaro, indicó que la Delgado se dedicaba a la venta de caramelos en el centro de la ciudad, y que continúan con las indagaciones para establecer las causas reales de su fallecimiento.

El jefe policial agregó que preliminarmente no se observaron huellas de violencia en el cuerpo de la mujer, no obstante se espera el resultado de la autopsia para conocer más detalles de su muerte. (I)