CUENCA

La trágica e inesperada muerte de Doménica León Durán, de 24 años, dejó en su familia un profundo dolor.

Los allegados de Doménica no comprenden las razones de su prematura partida y a su vez conviven con la incertidumbre de no saber quién la atropelló la mañana del pasado domingo en la Panamericana norte. La mañana de este martes se cumplió con su entierro en medio de la consternación de sus familiares y amigos.

Publicidad

Hace dos días, por un pedido habitual de su padre, Doménica salió de su casa a comprar el periódico. Caminó por la acera en la Panamericana norte, sector Muñecas de Piedra, en Cuenca, cuando fue embestida por un vehículo.

Según el reporte oficial, la joven fue arrastrada unos 50 metros en sentido norte-sur.

Los trámites ahora están a cargo de su hermano Mateo. Él reconoció el cuerpo sobre el pavimento y lideró los procesos legales en el centro forense hasta obtener los resultados de la autopsia en la que se reveló que la causa de la muerte fue por “una lesión a la altura de la columna, en la cadera y por una fractura craneoencefálica lo que generó una hemorragia”.

Cuenca. En la Panamericana norte, Doménica León fue atropellada el pasado domingo. Es una vía de alta circulación vehicular y las huellas de sangre aún están en el pavimento. Foto: El Universo

Por este elemento presumen que el vehículo que la mató era alto y venía a alta velocidad en una zona donde el límite permitido es 50 kilómetros por hora. Por ahora, la familia desconoce más detalles.

Publicidad

Vecindario de Cuenca protesta por construcción de mercado en espacio donde operó centro cultural

Bolívar, su padre, salió un momento de la sala de velación para tratar de explicar su padecimiento y resumió sus sentimientos ante la partida de su hija. “Medio muerto, porque estoy pasando lo más duro que puede haber en la vida”, comentó.

Ha recibido el apoyo moral de los vecinos, amigos, familiares y hasta de los compañeros de aula de su hija, que estudiaba Telecomunicaciones en la Universidad de Cuenca, por eso se lo observó fuerte para decir que este suceso no quedará en la impunidad y tiene la esperanza de que se conocerá al autor del crimen.

Otro aspecto que le da fuerza, y a la vez indignación, es que ninguna autoridad de tránsito o seguridad le han dado una respuesta bajo el argumento de que en la zona no existen cámaras de seguridad y a la hora del suceso, alrededor de las 07:50 del domingo, no había testigos.

A pesar de esto, Mateo León contó que por su cuenta han hablando con algunos vecinos para que les den información o apoyen con la filmación de las cámaras de seguridad de sus negocios. Pero ese es un proceso que tomará tiempo.

Publicidad

Asimismo, por su propia iniciativa, desde las 08:00 de este miércoles se reunirán en la zona del accidente. A las autoridades locales se hizo una invitación pública para que lleguen allí. Su hermano mencionó que espera que esto no solo sirva para que les den una respuesta a ellos, sino para que se mejore la señalización vial, porque no quieren que este padecimiento se repita con alguien más. (I)