Portoviejo

En el sector sanitario de Manabí habrá cambios, así lo aseguró Juan Francisco Núñez, gobernador de esta provincia, debido a algunas falencias en la atención a los usuarios, principalmente en la dotación de insumos y medicinas.

Núñez habló de que se evalúa todo el trabajo que se está desarrollando en los diferentes hospitales de Manabí, tanto del Ministerio de Salud Pública como del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), y a la par con un grupo de médicos especialistas se están identificando ciertos “nudos críticos” para obtener sugerencias y actuar para mejorar la operatividad de los sanatorios.

El funcionario agregó que también se dialoga con las autoridades superiores de Salud para que se generen e impulsen los cambios que necesitan en la atención médica en Manabí.

Publicidad

“Estamos hablando de funcionarios que efectivamente van a tener que ser evaluados a profundidad y saber que este tipo de debilidades que se están presentando van a tener que ser superadas. Reitero, estamos trabajando con un grupo de profesionales expertos en temas de medicina, que han tenido décadas de servicios en Manabí, para justamente poder entrar en ese destrabe de los nudos críticos, sabemos que el principal es el equipo humano y en eso nos encontramos trabajando”, señaló Núñez.

Esas modificaciones se darán a conocer en las próximas semanas, añadió. Adicionalmente se trabaja en la preparación de cambios que se requieren en el sector público para mejorar la atención a la ciudadanía.

En un reportaje de diario EL UNIVERSO, realizado esta semana, se presentaron quejas por la demora en conseguir citas en hospitales del IESS de Manabí, e incluso de que familiares de afiliados tienen que comprar insumos médicos para que sean atendidos sus parientes en dichas casas de salud.

En hospitales del IESS en Manabí afiliados denuncian demoras para acceder a citas y que deben comprar insumos

Sobre la construcción de los hospitales afectados por el terremoto de abril del 2016 en las ciudades de Manta, Bahía de Caráquez y Pedernales, el representante del Ejecutivo dijo que se le da seguimiento al tema, pero añadió que se deben tomar en consideración dos aspectos: los equipos médicos y personal que colaborará en esas casas de salud.

“Las partidas tienen que estar porque puedes tener la infraestructura, puedes tener los equipos, pero si no tienes el equipo humano en la realidad no puedes llegar a resolver los problemas estructurales, en esa línea nosotros estamos dando el monitoreo correspondiente con el Ministerio de Salud Pública, para que de esa forma puedan ir de la mano y nosotros cuando ya tengamos la infraestructura lista, tener equipo humano y equipos médicos para atender las necesidades de salud en Manabí”, declaró Núñez.

Semanas atrás, en una visita a la provincia de Manabí, el vicepresidente Alfredo Borrero anunció que la estructura del hospital Miguel Hilario Alcívar de Bahía de Caráquez se inauguraría en noviembre próximo, mientras que la rehabilitación del hospital Rafael Rodríguez Zambrano de Manta estaría en diciembre de este año, pero esto aún no ha sido corroborado por autoridades locales de salud.

El vicepresidente dijo que pediría que se haga una auditoría al hospital de Especialidades de Portoviejo, ya que, según él, en el recorrido encontró una gran cantidad de equipos en bodega y que incluso en esa fecha de trece quirófanos solo dos estaban operativos. En julio pasado, el presidente Guillermo Lasso también señaló que en seis meses estaría habilitado ese sanatorio, luego de un conato de incendio registrado en un área del hospital. (I)