Esmeraldas

Maquinaria del Municipio de San Lorenzo del Pailón y del Cuerpo de Ingenieros del Ejército (CEE) culminó los trabajos de remoción de lodo y árboles en el kilómetro 18,5 de la carretera E-10 San Lorenzo-Ibarra.

En este tramo vial se produjo un deslizamiento de tierra con taponamiento de la vía, el miércoles de esta semana.

Publicidad

“De momento un carril de la vía se encuentra habilitado. Maquinaria del Cuerpo de Ingenieros del Ejército se encuentra en el sitio realizando trabajos”, confirmó el ECU911.

Hasta la mañana de este jueves, 30 de mayo, quedaba pendiente la reposición de postes de cemento y cables que fueron removidos con el arrastre del lodo por las fuertes lluvias de esta semana en esa zona.

Cerrado el tránsito vehicular por deslizamiento de tierra, caída de árboles y postes en la carretera E-10 Ibarra-San Lorenzo

Se descartó que un vehículo y sus ocupantes habrían quedado atrapados tras el deslizamiento de material.

Publicidad

Según datos preliminares, se desconoce cuántas personas estarían a bordo del automotor presuntamente afectado.

Desde el lunes 27 hasta el miércoles 29 de mayo se registraron tres derrumbes en vías de primer orden. Estos fueron a la altura del botadero de basura en Quinindé, en la Y de la Laguna en el mismo cantón y en el kilómetro 18,5 de la carretera San Lorenzo-Ibarra, que une Imbabura con Esmeraldas.

Publicidad

Por las lluvias se generaron novedades en varios sectores, como La Nueva Esperanza, de la parroquia rural San Javier de Cachaví; Calderón, a la altura del kilómetro 5; Mataje (Santander), y otras localidades con calles anegadas y viviendas inundadas.

En al menos 19 provincias de Ecuador se pasa del periodo lluvioso a la estación seca, según Inamhi

El río Ónzole, en el cantón Eloy Alfaro, también se desbordó el martes de esta semana. Con ello se inundaron varias viviendas a más del colapso de un puente peatonal en el sector denominado El Pueblito.

En la parroquia Borbón, de este mismo cantón, algunas viviendas se inundaron en el barrio La Cayapa.

Jaison Quiñónez, rector de un plantel de esta localidad, dijo que las lluvias, caminos vecinales afectados y la falta de transporte ocasionan inconvenientes a los alumnos para asistir a clases.

Publicidad

El servicio de agua potable en la ciudad de Quinindé fue suspendido temporalmente el lunes de esta semana por niveles elevados de turbidez en el río Blanco, afluente que alimenta el sistema de captación, informó la empresa de agua potable y saneamiento (Emapasosq EP). (I)