El alcalde de Quito, Jorge Yunda (según fallo de la Corte Provincial que dejó sin efecto su remoción), denunció al concejal Fernando Morales por presunto ataque o resistencia. Esto, después de que el edil le lanzó agua y el envase plástico en la sesión de Concejo conmemorativa por el Primer Grito de la Independencia, el pasado martes 10 de agosto.

Al salir de la reunión, Yunda había llamado de cobarde a esta acción, “yo no respondo a la violencia pero habrá que analizar las medidas legales a tomar”, enfatizó.

La denuncia fue ingresada el 12 de agosto en la Fiscalía Provincial de Pichincha, en el norte de la capital.

Según el artículo 283 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), el ataque o resistencia involucra a “la persona que ataque o se resista con violencia o amenazas a los empleados públicos, a los depositarios o agentes de la fuerza pública, a los comisionados para la percepción de los impuestos y contribuciones, a los ejecutores de los decretos y fallos judiciales, a los guardas de las aduanas y oficinas de recaudación y a los agentes de Policía, cuando obran en ejecución de las leyes, o de las órdenes o reglamentos de la autoridad pública”.

Este delito es sancionado con pena privativa de libertad de seis meses a dos años.

Sobre esta denuncia, el concejal Fernando Morales, de Concertación, respondió que esperará que (Jorge Yunda) realice el reconocimiento de firma y rúbrica para que se inicie la investigación y se dé el debido proceso.

También señaló: “Si se cumple con la ley, no existiría ningún tipo de delito (…). Jorge Yunda y su pretensión de utilizar el sistema de justicia para intentar intimidar y perseguir no le resultará, confiemos en que esta vez sí recuerde dónde presentó la denuncia y que funcionarios públicos no se presten para manipular los sorteos”.

Se solicitó una entrevista con el alcalde Jorge Yunda, sin embargo, su equipo de comunicación respondió que no será posible por temas de agenda. (I)