La tarde de ayer, la sesión de Concejo Metropolitano de Quito conmemorando los 212 años del Primer Grito de la Independencia estuvo marcada por la agresión que recibió Jorge Yunda por parte del concejal Fernando Morales, de Concertación.

Mientras el alcalde de Quito daba un discurso alusivo a la fecha, Morales se levantó de su curul y lanzó el contenido líquido de un envase plástico. Después lanzó el envase, pero golpeó con el micrófono, no llegó a Jorge Yunda, quien se limpió el agua derramada y llamó “cobarde” a este acto.

Fernando Morales salió de la sala de sesiones del Concejo gritando “sinvergüenza” y otros calificativos a Jorge Yunda. El secretario de Seguridad, César Díaz, intentó empujar y amenazó a Morales si no dejaba la sala del cuerpo edilicio. Sin embargo, Morales salió por sus propios medios.

César Montúfar, líder del movimiento Concertación, criticó lo actuado por el integrante de su tienda política. “Deploro los actos del concejal Morales. El irrespeto y la violencia nos hundirán en el abismo”, dice una publicación en su Twitter.

Publicidad

Paulina Izurieta, de Izquierda Democrática - VIVE, dijo que repudia los actos del concejal. “Hemos cruzado una línea, cómo es posible que volvamos a las prácticas que cerraron los ojos de muchos compañeros políticos (…). Ahora fue agua, ¿qué será mañana, ácido, una bala?, enfatizó.

Josselin Delgado, alterna de Juan Carlos Fiallo (Fuerza Compromiso Social, Revolución Ciudadana), dijo que en el Concejo Metropolitano ya no existe gobernabilidad, reprochó el acto del edil y también criticó a los concejales que no acudieron a la sesión conmemorativa.

“Aquí solo va a haber dos salidas, o hay celeridad en este proceso (jurídico) para que pueda generarse gobernabilidad en el Concejo, o mirándolos a los ojos, concejales y alcalde (Jorge) Yunda, ya no hay credibilidad en este Concejo. ¿Deberíamos dar un paso al costado? A mí me enseñaron que el poder es un don al que uno no se debe aferrar”, añadió Delgado.

Los concejales que se han denominado del “Frente por la Democracia y Dignidad de Quito” emitieron un comunicado rechazando las acciones que lleven a la confrontación y uso de la violencia. “Repudiamos el acto del concejal que agredió al pueblo de Quito y a la historia del Ecuador”, sostiene el texto remitido por los concejales Luis Reina, Soledad Benítez, Blanca Paucar, Luis Robles, de Fuerza Compromiso Social (Revolución Ciudadana); Marco Collaguazo, de Unión Ecuatoriana, y Orlando Núñez, independiente.

Además, piden que la justicia imponga una sanción siguiendo el debido proceso.

El concejal Eduardo del Pozo también calificó como “una vergüenza” el acto que se dio en el Concejo. “Los quiteños de bien nos expresamos sin agresiones, sin manchar el nombre de la ciudad”, añadió.

Publicidad

Por su parte, Fernando Morales justificó que su reacción fue por indignación ante las declaraciones del alcalde Jorge Yunda, quien comparó a los próceres de la independencia con la situación actual de la ciudad.

Sobre las críticas de los demás concejales, mencionó que están en su derecho y las respeta. “Yo, en cambio, reprocho la tibieza, cómo han venido muchos de ellos aplaudiendo lo que ha pasado en el Municipio o quedándose callados, que termina siendo también una actitud que no considero pertinente”.

También puntualizó que de ninguna manera ha pensado en renunciar al Concejo Metropolitano, así como tampoco pedirá disculpas a Jorge Yunda, “él tiene que pedir disculpas a Quito por todo lo que ha venido haciendo, cuando el doctor Yunda pida disculpas a la ciudad, el escenario será diferente”, enfatizó.

Mientras tanto, el Concejo Metropolitano como el Municipio de Quito continúan como escenario de la crisis institucional de la ciudad ante el enredo jurídico que tiene a dos alcaldes por dos decisiones contradictorias, una judicial y otra electoral. (I)