NOTICIAS

Publicidad

Manta llega a su centenario proyectando una fuerte expansión inmobiliaria que vuelve atractivo su perfil

Entre el 2020 y el primer trimestre de este año, el Municipio de Manta aprobó más de mil permisos de construcción para proyectos inmobiliarios.

Manta, MANABÍ. La zona alta de la playa de Barbasquillo es una de las que aglutina los modernos edificios de más de diez pisos. Foto: Archivo

Publicidad

Manta, MANABÍ

A lo largo de 3 kilómetros de playa desde la zona del balneario El Murciélago hasta la zona de Barbasquillo, el sector de mayor plusvalía de Manta se encuentran y se levantan estructuras, algunas de ellas de más de diez pisos, principalmente hoteles y edificios de apartamentos.

Uno de esos edificios, el que será uno de los más grandes del país, se comenzó a construir en octubre. Se trata del proyecto Grand Bay Manta, que contará con cuatro torres de entre 14 y 16 pisos para suites y apartamentos, en el considerado mayor proyecto inmobiliario que se edifica en esta urbe que este 4 de noviembre celebra su centenario de cantonización.

Publicidad

El paisaje de esa zona de acantilados es única y privilegiada, con una vista maravillosa y con la playa como uno de los destinos que tienen algunos hoteles asentados en esa zona, un área cuyo metro cuadrado fluctúa entre los 400 a 500 dólares.

Los primeros edificios de diez o más pisos que comenzaron a construirse en Manta se dio a inicios de la década de los 80 del siglo pasado, con las estructuras del Banco Pichincha y El Vigía. Este último se comenzó a gestar gracias a la inversión que hicieron varios empresarios cafetaleros, un rubro que tuvo gran auge hace más de 40 años en Manabí.

La expansión del centro de Manta ha crecido en los últimos 50 años. En 1969 la extensión del centro de Manta era de 700 hectáreas, y ya para el 2014 el centro del área urbana llegó a las 8.216 hectáreas, es decir, creció en más del 1.000 % en apenas 45 años.

Publicidad

El boom siguió en la década de los 90 del siglo pasado. Jorge Zambrano, alcalde de Manta entre 1996 al 2009 y del 2014 al 2019, considera que una de las principales razones de ese auge inmobiliario fue luego de implementar en su administración un proceso de ampliación de servicios básicos.

La exautoridad cree que actualmente no solo en el centro de Manta se observan construcciones, sino también en zonas como Santa Marianita y otras playas rurales, y cree que la propiedad horizontal siempre será necesaria y más beneficios en la medida que va aumentando la población.

Publicidad

“También depende de cómo se maneje la ciudad, el concepto porque el tema de la motivación para el privado a invertir en un territorio no solamente es lo bello del sector, sino también la facilidad que le brinda la autoridad para invertir”, declaró.

Manta tiene identificadas dos zonas de alta plusvalía; los proyectos inmobiliarios siguen en expansión pese a pandemia y secuelas de terremoto

Grigory Sánchez, presidente de la Asociación de Arquitectos de Manta, señaló que en esta ciudad existen cerca de 50 edificios de diez o más pisos, principalmente en la zona de Barbasquillo, donde se levantan y se mantienen en construcción edificios con esas características.

Este arquitecto habla de que las nuevas estructuras de gran altura y otro tipo de construcciones a levantarse en Manta deben pensarse ya con el cambio rotundo de utilizar de nuevos materiales de construcción como paredes prefabricadas, y no solo pensando en lo sismorresistente sino también con visión al cambio climático.

“Estamos trabajando en edificios sostenibles, manejando una reutilización de agua, manejando una implementación de energía renovable, técnicas que nos influyen en nuestros proyectos, tenemos que enseñar a adaptar a nuestros clientes a que se acostumbren a un nuevo contexto de diseño de la construcción”, señaló Sánchez.

Publicidad

Manta, MANABÍ. Vista del sector de Barbasquillo, una de las zonas de mayor plusvalía en Manta Foto: El Universo

De acuerdo con la Norma Ecuatoriana de la Construcción, todo el territorio ecuatoriano está catalogado como de amenaza sísmica alta, con excepción del nororiente del país que presenta una amenaza sísmica intermedia y del Litoral ecuatoriana que en cambio presenta una amenaza más alta de presencia de terremotos.

La arquitecta Karla Barcia indicó que las nuevas estructuras de toda índole que se construyan en Manta deben aportar a la resiliencia en territorio y que se exija a los nuevos inversionistas a proyectos sostenibles y amigables con el medioambiente.

“Esa venta de nuestro perfil costero está quitándonos nuestro patrimonio. Si vamos a hacer inversiones de gran escala tienen que presentar normativas como energías renovables, paneles solares, por qué no apuntar a tecnología hidráulica”, sostuvo Barcia.

Más de $ 80 millones se prevé invertir para la construcción de proyecto habitacional en Manta

La ciudad de Manta en los últimos 15 años se ha caracterizado por ser un centro de atracción de inversiones que se cristalizan en el mercado inmobiliario. La oferta de viviendas en altura ha ido creciendo paulatinamente y es cada vez más notorio el cambio de escala, sobre todo en el centro urbano de la ciudad.

Desde el Municipio de Manta se indica que las exigencias en construcciones de gran altura se las cumple.

Fernando Zambrano, director de Planificación del Municipio de Manta, señaló que con la actualización de los instrumentos de planificación esta ciudad apunta a un modelo de densificación de su suelo urbano, y por ello hay varias zonas que permiten crecer en altura, edificaciones que van desde los 6 a 8 pisos hasta los 18 a 22 pisos, con lo que esta urbe está pensada planificadamente de tal manera que permita alcanzar un modelo de densificación y conectividad.

“Es importante mencionar que al día de hoy se encuentran en construcción varios proyectos de edificaciones de más de doce pisos y vemos con buenos ojos la incorporación de aisladores sísmicos en sus cimentaciones que permitan darle una mayor seguridad en caso de un siniestro similar a lo ocurrido en abril del 2016″, declaró Zambrano.

Teddy Andrade, coordinador de Gestión estratégica del cabildo mantense, dijo que la urbe ya cuenta con una nueva planificación dentro del Plan de Desarrollo y el plan del uso y gestión de suelo, que posibilita que vengan todo tipo de inversiones.

“Y también un poco aprendiendo justamente de lo que ha pasado en Quito y Guayaquil que son ciudades que ya prácticamente no pueden desarrollarse más porque la planificación que ellos tuvieron en su tiempo podemos ver que ya no tienen esa posibilidad y obviamente el desarrollo inmobiliario va a la par de Manta”, señaló Andrade.

En los últimos tres años, y pese a la pandemia del COVID-19, el Municipio de Manta ha permitido más de mil permisos de construcción de proyectos inmobiliarios, con lo que refuerza la interesante evolución de estos proyectos.

En el 2020 se aprobaron 318 permisos, en el 2021 fueron 642 y hasta el primer trimestre del 2022 se habían aprobado 88. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad