La mañana de este lunes 18 de octubre, varias autoridades del Municipio de Quito brindaron una rueda de prensa junto con el alcalde Santiago Guarderas para presentar los resultados del primer fin de semana de intervención en el centro histórico de la capital.

Este sábado y domingo se realizó una intervención en el casco antiguo y registraron 1.303 ventas ambulantes que fueron despejadas por no tener permiso, 484 asistencias ciudadanas realizadas por el Patronato San José, 435 retenciones del cuerpo de Agentes Metropolitanos y 3.362 cigarrillos que no tenían permisos de procedencia.

En redes sociales se viralizaron dos videos. En el primero, una mujer comerciante lanzó su mercancía de frutas a un funcionario de la Agencia Metropolitana de Control (AMC) y, según comentarios de Twitter, los agentes habrían forcejeado con la vendedora informal segundos antes. Toda la fruta terminó derramada sobre la vereda.

En otro video, un ciudadano denuncia que su celular fue arrebatado por agentes de seguridad al grabar su procedimiento; junto con él, varias personas denuncian haber sido parte de un abuso de autoridad. Se ve también a una mujer que recibe asistencia de otros después de supuestamente haberse desmayado.

Publicidad

El alcalde de Quito, Santiago Guarderas, fue enfático al explicar estas situaciones. “Se quiere poner en video lo que a cierta gente le interesa. Aquí se trabajó con respeto (...). Se viralizan los videos que cuentan únicamente lo que ciertos grupos interesados desean”, acotó en la rueda de prensa.

Además, la secretaria de Seguridad y Gobernabilidad, Daniela Valarezo, puntualizó que quince días atrás ya se comunicaron las medidas que se tomarían en el centro histórico, con el fin de establecer el orden. “De hecho, cuando tuvimos conversaciones con trabajadoras sexuales, hemos llegado a un acuerdo de que será progresivo”.

Valarezo señaló que durante estos quince días han realizado controles con diferentes organismos municipales y que, producto de ello, también han emitido 54 sanciones a vehículos por mal estacionamiento, 55 personas en situación de calle en rangos de 24 y 82 años atendidos por distintas sintomatologías, intervención de tres animales de compañía y seis animales atrapados para esterilización.

La intervención del fin de semana fue en un polígono entre las calles Cuenca, 24 de Mayo, Flores y Esmeraldas.

El alcalde afirmó que las intervenciones continuarán hasta diciembre y que los agentes cuentan con su respaldo siempre y cuando actúen de acuerdo a la ley.

Durante los operativos, los agentes realizarán control de documentos a comerciantes autónomos, asistencia a personas en situación de calle, prevención de delitos, vigilancia en sectores de mayor turismo, comunicación a los comerciantes de la zona.

Publicidad

Para el concejal Fernando Morales, miembro de la Comisión de Seguridad del Concejo Metropolitano, se debe tomar en cuenta la realidad del desempleo que afronta la capital.

“No hay ninguna alternativa para los trabajadores autónomos; no se puede seguir jugando al gato y al ratón, que se persiga al trabajador autónomo, no; tienen que darse alternativas, como la reubicación y capacitación. En función de eso, bajar los índices de desempleo y también permitir a la ciudad ordenarse y ser mucho más segura”, acotó Morales.

Minga de funcionarios municipales

José Vaca, administrador de la zona Manuela Sáenz, informó que este sábado 23 de octubre se realizará una minga en el centro histórico, en donde los funcionarios del Municipio van a salir a las calles a limpiar, recoger la basura y pintar las paredes con el fin de recuperar esta zona.

Según datos de esta administración zonal, en el comercio autónomo del centro histórico hay alrededor de mil comerciantes que tienen derecho a trabajar, pero de ellos solo 315 cuentan con el Permiso Único de Comercio Autónomo fijo renovado.

Además, existirían miles que no son regularizados y otros que tienen permisos móviles, pero que no pueden realizar su trabajo en el casco antiguo.

“El problema que nosotros tenemos en el centro histórico de Quito es el desorden; en el caos, lo que se genera es inseguridad, problemas de salud pública, ambientales, y esto se debe ordenar por el bien de todos”, acotó Vaca. (I)