Debido a la marcha que empezó hoy en Quito por el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y la Unión Nacional de Educadores (UNE) en contra del Gobierno, desde las 16:00 se suspendió la operación de las paradas del Trolebús ubicadas en el centro histórico, desde La Alameda hasta La Recoleta.

Los manifestantes, que protestan por los precios de los combustibles y otras medidas económicas, recorren por la avenida 10 de Agosto, atravesando por la calle Guayaquil, con dirección a la Plaza de Santo Domingo.

La Empresa Metropolitana de Pasajeros informó a los usuarios que en el caso de la parada La Alameda la suspensión es en sentido norte-sur; las unidades de transporte circularán por la ruta alterna comprendida por las avenidas Patria, 6 de Diciembre y Gran Colombia.

En el caso de La Recoleta, el tráfico está inhabilitado en sentido norte-sur, así que los buses municipales se moverán por la avenida Pichincha y la calle Sena. Luego llegarán a la parada Jefferson Pérez y continuarán con el trayecto normal.

Uniformados desalojaron la Plaza Grande

Hasta las 16:30 había libre movilidad en la Plaza Grande, donde se encuentra el Palacio de Carondelet. Las personas podían caminar sin impedimento por varias calles que todavía no tenían cercas metálicas.

Para las 16:40, los uniformados de la Policía empezaron a desalojar a los transeúntes que están en la plaza, ya que a pocas cuadras, por la calle Guayaquil, se aproximaban los grupos de sindicatos que protestan en contra de las medidas del Gobierno. (I)