Dos personas fueron detenidas en el cantón manabita Chone en las últimas horas. Según la Policía, los aprehendidos estarían implicados en el asesinato de Pedro Pablo Molina Mera, hecho suscitado la noche del miércoles.

Jaime Salazar, comandante subrogante de la zona 4 de Policía, indicó que tras el asesinato de Molina se ejecutó un operativo en el que se logró localizar a dos personas presuntamente vinculadas en el crimen.

“Se realizaron varias diligencias técnico-científicas, a través de la Dinased (Dirección Nacional de Muertes Violentas) y de Criminalística, en donde no se encontró arma de fuego, pero tenemos versiones, indicios, rastreos y trazabilidad de cámaras de seguridad y otros elementos que fueron puestos a órdenes de autoridades competentes y tras la audiencia de flagrancia se confirmó la prisión preventiva de las dos personas”, señaló Salazar.

Molina tiene antecedentes judiciales por el delito de asesinato. A él se lo implica en la muerte de Darwin Fabricio Mera Gómez, en diciembre del 2012.

También registra antecedentes por tráfico de estupefacientes y robo. Salazar agregó que hay injerencia de algunas actividades ilícitas en los últimos asesinatos registrados en Manabí.

“Lo que sí puedo afirmar es que un gran número de estas muertes violentas están relacionadas con el tráfico ilícito de drogas, con microtráfico, por una lucha de espacios, de liderazgo dentro de estas organizaciones delictivas y sobre todo tenemos hasta la fecha 78 toneladas de droga (decomisadas en el país)”, declaró Salazar.

Según estadísticas de la Policía Nacional, desde el 1 de enero hasta el 10 de junio de 2021, en Manabí se han registrado 87 muertes violentas. En el mismo lapso del 2020 se reportaron 27 asesinatos en la provincia. Es decir, existe un preocupante incremento de más del 300 %.

Un día antes del asesinato de Molina se perpetró el crimen de Carlos Yandri Gómez. Salazar indicó que se mantienen las pesquisas para ubicar a los responsables de este hecho. (I)