NOTICIAS

Publicidad

Cristina Fernández de Kirchner recibirá este martes veredicto en caso de presunta corrupción

La actual vicepresidenta dice que se está utilizando a la Justicia para atacarla.

La vicepresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en una fotografía de archivo. Foto: Juan Mabromata/POOL Juan Mabromata/POOL

Publicidad

En Argentina se viven horas decisivas tras el fallo que se dará a conocer contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y otros 12 imputados por presunta corrupción en sus dos períodos como mandataria (2007-2015).

El veredicto lo emitirá el Tribunal Oral Federal 2 y Fernández lo escuchará de vía telemática tras estar acusada de asociación ilícita y administración fraudulenta de fondos públicos.

Cristina Fernández solicitará la recusación a la jueza del caso de su atentado

La exmandataria es señalada de irregularidades en la concesión de 51 obras públicas a firmas del empresario Lázaro Báez durante los Gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015) en la provincia de Santa Cruz.

Publicidad

La Fiscalía pidió una condena de 12 años de prisión y la inhabilitación para ejercer cargos públicos de por vida. Para que el fallo sea efectivo faltará que sea refrendada o rechazada por la Corte Suprema.

Fernández aseguró en una entrevista divulgada este lunes que se ha usado a la Justicia para perseguirla, algo que, según ella, ha sido un común denominador con líderes progresistas de la región como Luiz Inácio Lula da Silva y Rafael Correa.

(Video) Apuntan con arma a la cabeza de Cristina Fernández de Kirchner afuera de su vivienda

“Yo creo que es un fenómeno que pasó con el partido judicial en toda la región”, señaló en una entrevista exclusiva al periódico brasileño Folha de Sao Paulo.

Publicidad

Según Fernández, el “partido judicial” reemplazó al “partido militar” en la región tras la caída del muro de Berlín, cuando las dictaduras ya no eran tan bien vistas, y por eso varios líderes de Suramérica han sufrido “lawfare” (persecución de los adversarios por vía judicial).

En el caso de Lula, señaló, los mismos que lo metieron preso revisaron lo que habían hecho con la llegada de Jair Bolsonaro a la presidencia.

Publicidad

Además cito que había ocurrido los mismo con el expresidente de Ecuador Rafael Correa .

“Fíjate la situación de lo que era Ecuador cuando gobernaba Rafael Correa y lo que es Ecuador hoy asolado con el narcotráfico, con problemas sociales y con una desigualdad mucho más profundizada”, aseveró. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad