Han surgido imágenes escalofriantes que muestran a dos adolescentes norcoreanos sentenciados a 12 años de trabajos forzados por ver K-dramas. Las imágenes, que aparentemente fueron filmadas en 2022, muestran a dos jóvenes de 16 años esposados por agentes uniformados frente a cientos de estudiantes en un estadio al aire libre en un lugar desconocido.

Los jóvenes fueron arrestados por no “reflexionar profundamente sobre sus errores” después de ser sorprendidos viendo la televisión surcoreana, que está prohibida en el Norte junto con la música K-pop. El video muestra a los dos niños, vestidos con uniformes grises, de pie frente a un panel de funcionarios mientras eran sentenciados a 12 años de trabajos forzados.

Se ve a un mar de jóvenes estudiantes, todos ellos con máscaras faciales y uniformes a juego, observando a los dos jóvenes mientras los esposan y se los llevan. Corea del Norte prohíbe la publicación de videos y fotografías del país al mundo exterior.

Publicidad

5 cosas que no sabemos sobre Kim Jong-un, el líder supremo de Corea del Norte que cumple 40 años

Sin embargo, el clip, obtenido por la BBC del instituto SAND que trabaja con desertores norcoreanos, supuestamente fue mostrado a los norcoreanos como una advertencia de lo que les pasaría si vieran “grabaciones decadentes”.

Los medios de comunicación extranjeros, particularmente cualquier cosa considerada “occidental”, están estrictamente prohibidos en Corea del Norte. En el pasado, los jóvenes que veían o distribuían K-dramas eran enviados a campos de trabajo en lugar de ser encarcelados. Pero en 2020, Corea del Norte impuso una amplia ley de “pensamiento antirreaccionario” que castigaba con la muerte el disfrute del entretenimiento surcoreano.

En diciembre de 2022 se supo que dos adolescentes en Corea del Norte habían sido ejecutados por un pelotón de fusilamiento por ver y vender películas del Sur. Los jóvenes que se cree que tenían entre 16 y 17 años fueron baleados en un aeródromo en la ciudad de Hyesan.

Publicidad

Un tercer niño de la misma edad fue ejecutado junto con ellos por asesinar a su madrastra, y los lugareños dijeron que los crímenes fueron “igualmente malvados”. Dos fuentes que se vieron obligadas a presenciar las ejecuciones confirmaron lo sucedido a Radio Free Asia.

Tecnología espacial y cooperación en contra del ‘imperialismo’: lo que se discutió en la reunión entre Kim Jong-un y Vladimir Putin

“Los residentes de Hyesan se reunieron en grupos en la pista. Las autoridades pusieron a los estudiantes adolescentes frente al público, los condenaron a muerte e inmediatamente los fusilaron”, indicó uno de los testigos.

Publicidad

Los jóvenes norcoreanos sorprendidos viendo películas extranjeras corren el riesgo de ser enviados a un centro de trabajo disciplinario, dijo una fuente en Hyesan. Una segunda infracción significa ser enviado a un campo correccional durante cinco años junto con sus padres, como castigo por no disciplinar a sus hijos.

Pero cualquiera que sea sorprendido distribuyendo o vendiendo películas surcoreanas puede enfrentarse a la pena de muerte, incluso si es menor de edad, añadió la fuente. De hecho, en 2021 se informó que un hombre norcoreano fue fusilado a tiros por vender ilegalmente películas y música surcoreanas. El padre, cuyo apellido era Lee, fue arrestado en Wonsan, provincia de Gangwon, en 2021 antes de ser ejecutado frente a su familia, que se vio obligada a mirar. (I)