La Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) advirtió la noche del viernes que una propuesta de normativa de agentes extranjeros enviada por el presidente Nayib Bukele al Congreso es un intento para aplicar una ley “mordaza”.

"La reciente iniciativa de la Presidencia, que busca impulsar la aprobación de una Ley de Agentes Extranjeros, no es más que un renovado intento por aplicar una legislación especial que sirva de mordaza a la crítica desde la sociedad civil y el periodismo de investigación", señaló la APES en un comunicado.

Añadió que la propuesta "evidencia la falta de un estudio técnico legislativo y el desconocimiento de los alcances de los derechos fundamentales de las personas".

"El anteproyecto remitido a la Asamblea Legislativa incluye disposiciones que justificarían el control abusivo de las autoridades sobre el material informativo", subrayó la principal organización de periodistas y comunicadores salvadoreños.

Publicidad

También afectaría, de acuerdo con la APES, "las actividades de reporteo e investigación bajo la repetida excusa de los intereses relativos al 'orden público' o a la 'seguridad nacional'".

"Con este nuevo esfuerzo de erosionar la libertad de prensa y el ejercicio de la crítica se sigue el ejemplo de otros gobiernos autoritarios de la región", indicó la APES.

En El Salvador, medios como El Faro, Factum y Gatoencerrado, que se dedican principalmente a la investigación, son apoyados por organismos internacionales como la fundación Open Society, entre otras.

Pronunciamiento de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP)

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) advirtió ayer de los efectos negativos para las libertades de expresión y de prensa que tendría la aprobación de este legislación.

Jorge Canahuati, presidente de la SIP, y Carlos Jornet, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, expresaron que la propuesta Bukele "imita y profundiza" una ley que el gobierno de Nicaragua "utiliza para amordazar a las voces críticas e independientes".

El director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, también afirmó que esta propuesta de ley busca "silenciar a voces críticas".

"En regímenes autoritarios como Rusia y Nicaragua este tipo de legislación es usual y ha sido usada para sofocar a la prensa y sociedad civil", publicó Vivanco en Twitter.

La organización humanitaria Cristosal también advirtió que esta ley golpearía a las víctimas de la violencia en el país al volver "inviable" el trabajo de las ONG defensoras de derechos humanos.

La propuesta fue enviada por el presidente Bukele pocos días después de que señaló a Estados Unidos de financiar a organizaciones sociales que a su juicio son la “oposición política”. (I)