Asociaciones protectoras de animales hallaron el domingo un centenar de cadáveres de gatos en casa de un jubilado en el sureste de Francia, así como otros veinte animales en mal estado de salud, indicó uno de estos grupos.

Los cadáveres, que en su mayoría estaban dentro de cajas de plástico o de madera selladas, se descubrieron tras la hospitalización de este hombre de 81 años en Niza, según el diario local Nice-Matin.

La sobrina del jubilado pidió la ayuda de las asociaciones tras descubrir los animales. En total, hallaron un centenar de gatos muertos en el interior y exterior de la casa, así como ardillas, ratas y una mandíbula de perro.

¿Cómo denunciar el maltrato animal? Hay vías telefónicas, presenciales y virtuales; la llamada puede ser anónima

“La mayoría de los gatos estaban muertos cuando fueron colocados en estas cajas (...), pero pensamos que al menos dos pudieron ser encerrados vivos”, explicó a la AFP Philippe Desjacques, presidente de La Tribu du Fourmilier.

El cadáver de un gato devorado en parte por otros felinos fue hallado en el sofá. Otra veintena todavía con vida pero raquíticos fueron rescatados y confiados a veterinarios o voluntarios.

Reino Unido presenta un amplio programa para reforzar el bienestar animal

“Por desgracia, vemos historias como esta todos los años”, aseguró Desjacques, quien precisó que las organizaciones estudian denunciar al hombre por “maltrato” animal o “negligencia”.

Según el dirigente asociativo, el jubilado padece el síndrome de Noé, una enfermedad mental consistente a recoger más animales de los que se pueden cuidar, y el síndrome de Diógenes (acumulación compulsiva de objetos). (I)