La nueva variante del coronavirus llamada ómicron sigue apareciendo en más países, por lo que Gobiernos de varias regiones, incluyendo Latinoamérica, están tomando medidas.

Las autoridades sanitarias de Chile anunciaron este lunes que prohibirán a partir del 1 de diciembre el ingreso a extranjeros no residentes que provengan de siete países del sur de África por precaución.

Los afectados por la restricción serán las personas que viajen al país sudamericano desde Sudáfrica, Zimbabue, Namibia, Botsuana, Lesoto, Esuatini y Mozambique.

Las autoridades de Chile, que suma más de 1,76 millones de contagios y más de 38.300 fallecidos por la pandemia, también descartaron la apertura de fronteras terrestres el próximo 1 de diciembre, tal y como se había planeado hace pocas semanas.

Publicidad

El Gobierno de Argentina dispuso la cuarentena obligatoria para toda persona que haya estado en África en los 14 días previos al ingreso al país sudamericano -además deberá contar con una prueba PCR negativa realizada 72 horas antes del ingreso a la Argentina y realizarse una prueba de antígeno al llegar al país-, en tanto mantendrá la suspensión de los vuelos directos desde ese continente para reforzar la vigilancia epidemiológica ante la aparición de la nueva variante ómicron.

Mientras que a Brasil, que está logrando promedios bajos de contagios, está en alerta por la nueva variante, de la que se desconoce su potencial y resistencia frente a las vacunas, y el sábado amplió a diez la lista de naciones africanas con restricciones para sus viajantes.

Angola, Malawi, Mozambique y Namibia se sumaron a Sudáfrica, Botsuana, Lesoto, Namibia, Zimbabue y Esuatini (antigua Suazilandia) están en la lista de países con fronteras aéreas cerradas con Brasil.

El presidente panameño, Laurentino Cortizo, pidió este domingo a quienes aún no se han vacunado que lo hagan porque es “lo inteligente”, más cuando una nueva variante de riesgo del coronavirus ha sido identificada y detectada en varios países del mundo.

El ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, adelantó que se propondrá a Cortizo restringir la entrada al país de viajeros procedentes de Suráfrica, Namibia, Lesoto, Zimbabue, Botsuana, Esuatini o Suazilandia, Mozambique y Malaui.

Esto ocurre cuando en la región también hay países con repunte de casos. Diez provincias de Perú entraron este lunes en un nivel de alerta alto ante el incremento de casos, como parte de la prórroga del estado de emergencia sanitaria nacional, que se ha extendido hasta este 31 de diciembre.

Publicidad

El Gobierno de ese país también ha dispuesto que desde el 1 de diciembre se permitirá el ingreso por vía aérea y terrestre desde Chile y Ecuador a las personas que hayan completado la vacunación completa con anterioridad de 14 días o tengan el resultado negativo en una prueba molecular obtenida con 72 horas de anticipación. Sin embargo, se determinó que las fronteras terrestres con Colombia, Brasil y Bolivia permanecerán cerradas y también se confirmó la restricción del ingreso de personas provenientes de Sudáfrica, en principio hasta el próximo 12 de diciembre.

Canadá anunció también hoy la detección de dos casos confirmados de la variante ómicron en su territorio, que serían los dos primeros de los que se tiene noticia en América. Son dos individuos que llegaron al país procedentes de Nigeria.

Esto, mientras España comunicó este lunes el primer caso de variante ómicron, detectado por el servicio de microbiología del hospital Gregorio Marañón de Madrid.

El paciente, que se encuentra en aislamiento guardando cuarentena, regresó el pasado domingo de Sudáfrica con escala en Ámsterdam.

En tanto, el presidente de EE. UU., Joe Biden, consideró este lunes que la nueva variante del COVID-19, denominada ómicron, “es motivo de preocupación, pero no de pánico”, por lo que aseguró que los expertos no consideran que sean necesarias “medidas adicionales” en el país.

Así lo indicó Biden en una intervención desde la Casa Blanca acompañado del epidemiólogo jefe del Gobierno estadounidense, Antony Fauci, quien admitió el pasado sábado que es posible que la nueva variante ya haya llegado a EE. UU., pero aún no haya sido detectada.

Biden (i) junto a Fauci. Foto: EFE

El mandatario remarcó que el país se encuentra en “mejor situación” que las navidades del pasado año, y urgió a los ciudadanos a buscar la dosis de refuerzo de las vacunas disponibles en EE. UU.

En Reino Unido se han registrado hasta ahora once casos de la variante ómicron en el Reino Unido: cinco en Inglaterra y seis en Escocia, algunos de ellos sin relación con viajes al extranjero.

Ante la emergencia de la cepa ómnicron, el Reino Unido convocó el lunes una reunión virtual de ministros de Sanidad del G7 que Londres preside este año.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó hoy de que los riesgos globales que plantea la variante ómicron son “muy altos”, por lo que pidió a todos los gobiernos acelerar la vacunación contra el COVID y reforzar las medidas de vigilancia ante posibles brotes de este derivado del coronavirus.

El último informe técnico de la organización, hecho público hoy, considera que, teniendo en cuenta la rapidez con la que la variante desarrolla nuevas mutaciones potencialmente más resistentes a las vacunas y más contagiosas, el riesgo de transmisión es “alto”, lo que obliga a intensificar las estrategias de prevención.

“Puede haber nuevas olas de COVID-19 con graves consecuencias, dependiendo de muchos factores, como el lugar donde esas olas ocurran”, advierte el informe, publicado el mismo día en el que la OMS inauguró una asamblea extraordinaria para impulsar la negociación de un tratado internacional de preparación y respuesta a futuras pandemias.

Pese a esto, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo hoy estar “profundamente preocupado por el aislamiento de los países del sur de África” ante las nuevas restricciones de viaje impuestas por la aparición de la variante ómicron.

“Las naciones de África no pueden cargar con la culpa del nivel inmoralmente bajo de vacunas disponibles en África, ni deben ser penalizadas por identificar y compartir información científica y de salud crucial para el mundo”, dice Guterres en referencia a la alerta temprana lanzada por el Gobierno de Sudáfrica al detectar la nueva variante del virus.

Según el portal estadístico Statista.com, solo el 10 % de africanos han recibido al menos una dosis de vacunación a fecha del 25 de noviembre, frente al 71 % de Norteamérica, el 67 % Latinoamérica o el 64 % de Europa.

El ritmo de vacunación es tan bajo en el continente africano que la OMS aspira como mucho a poder vacunar al 20 % de la población de África antes de 2022.

Ante este escenario, el presidente de China, Xi Jinping, afirmó este lunes que su país facilitará a África mil millones de dosis de vacunas, en el marco de la octava conferencia ministerial del Foro de Cooperación China-África (Focac), que busca reforzar las relaciones entre ambas partes y que se celebra en Dakar hasta este martes. (I)