Al menos 35 personas han muerto en las manifestaciones que comenzaron en Irán hace más de una semana tras la muerte de una joven, detenida por la policía por llevar el velo de forma “inapropiada”, según un balance oficial este sábado.

Los manifestantes tomaron las calles de las principales ciudades de Irán, incluida la capital, Teherán, durante ocho noches consecutivas desde la muerte de Mahsa Amini, de 22 años.

Esta mujer kurda fue declarada muerta después de pasar tres días en coma tras ser detenida por la temida policía de la moral iraní, por llevar el hiyab de forma “inapropiada”.

Publicidad

“El número de personas que han muerto en los recientes disturbios en el país subió a 35″, dijeron medios estatales, elevando la cifra oficial anterior de al menos 17 muertos, entre ellos cinco miembros de las fuerzas de seguridad.

En la provincia de Guilán (noreste) el jefe de la policía anunció el sábado “la detención de 739 alborotadores, incluidas 60 mujeres” solo en esta región desde que empezaron las protestas, según la agencia de noticias iraní Tasnim.

El viernes hubo de nuevo protestas en todo el país. Los videos que circulaban en internet mostraban enfrentamientos en Teherán y otras ciudades importantes, como Tabriz.

Represión

El presidente iraní, Ebrahim Raisí, llamó este sábado a actuar de forma “decisiva”, las universidades suspendieron las clases presenciales y cientos de personas han sido detenidas, pero las protestas continúan.

Publicidad

Raisí afirmó este sábado que se debe “actuar de forma decisiva contra los que se oponen a la seguridad y tranquilidad del país” y pidió que se “pare la protesta y la perturbación del orden público”.

Ocho días después de la muerte de Amini tras ser detenida por la Policía de la moral por llevar mal el velo obligatorio en el país, miles de iraníes gritaron una jornada más “Mujeres, vida, libertad” y “Muerte al dictador” en las calles del país persa.

A las llamadas de las autoridades a endurecer la represión de las protestas y el cierre de universidades se suma la detención de periodistas y activistas que informaban sobre el terreno de lo que ocurría.

El Comité para la Protección de los Periodistas ha reportado la detención al menos de 17 informadores en Irán desde que comenzaron las protestas. (I)