Los presos ucranianos condenados por asesinato ahora podrán combatir contra Rusia en nuevas unidades formadas exclusivamente por ellos, para ser desplegadas en la línea del frente.

El ministro de Justicia de Ucrania, Denís Maliuska, reveló que los tribunales ucranianos han aprobado ya las peticiones de firmar un contrato con el Ejército para salir de prisión antes del cumplimiento íntegro de su pena de más de seiscientos presidiarios ucranianos.

“Posiblemente los que saben matar serían más eficaces incluso militarmente que los que aún no han matado, y más seguros que los que robaron durante décadas y luego les dieron una ametralladora”, señaló

Publicidad

Rusia amenaza a Reino Unido de bombardeos si sus armas son usadas para atacar en Ucrania

Estos nuevos reclutas reciben en estos momentos instrucción militar para poder ser enviados a combatir.

“El número de quienes terminan en nuestras instituciones [cárceles] está creciendo significativamente; en algún momento podemos estallar, por lo que debemos pensar en cómo reducir el número de personas que nos importan en nuestras instituciones”, dijo el ministro.

Según datos hechos públicos el 17 de mayo por el propio Maliuska, unos 5.000 presos comunes ucranianos han solicitado firmar contratos con el Ejército acogiéndose a la legislación aprobada por el Parlamento ucraniano que permite a ciertas categorías de condenados ser liberados antes de tiempo para unirse a las fuerzas armadas.

Publicidad

Vladimir Putin ordena ejercicios nucleares en Rusia, en respuesta al envío de tropas occidentales a Ucrania

El Ministerio de Justicia calcula entre 15.000 y 20.000 el número de presos comunes que tienen derecho a acogerse a esta opción.

La ley en cuestión aprobada a principios de mayo excluye de esta posibilidad a los condenados por delitos como asesinato múltiple, violación o corrupción política.

Publicidad

Con esta y otras medidas que fomentan el alistamiento en sus fuerzas armadas, Ucrania busca engrosar las filas de su Ejército para reducir la brecha en personal que le separa del Ejército de Rusia. (I)