Tras un vuelo de 20 minutos, se cumplió este jueves el segundo vuelo comercial suborbital de la compañía Virgin Galactic, del multimillonario Richard Branson. La novedad de este viaje, que fue el primero con turistas a bordo, es que aterrizó sin dificultades en el desierto de Nuevo México (EE.UU.) tras alcanzar la ingravidez, informó la compañía.

“Bienvenido de nuevo a la Tierra, #Galactic02! Nuestros pilotos, tripulación y nave espacial han aterrizado sin problemas en Spaceport America, Nuevo México”, confirmó la empresa privada en la red social X (antes conocida como Twitter) tras unos 20 minutos de vuelo.

El despegue de la nave VSS Unity reutilizable se retrasó más de una hora, aunque finalmente pudo efectuarse a las 11:20 hora local (15:20 GMT) desde Spaceport America, en Nuevo México.

Publicidad

Una imagen proporcionada por Virgin Galactic muestra el VSS Unity de Virgin Galactic, un avión espacial propulsado por cohetes, durante su primer vuelo de turismo espacial con tres pasajeros a bordo a 50 millas/ 80 kilómetros sobre la superficie terrestre tras despegar de Nuevo México. Foto: EFE

Los turistas que viajaron a bordo de la VSS Unity son el británico Jon Goodwin, de 80 años, un atleta olímpico y primer poseedor de boletos de Virgin Galactic, y Keisha Schahaff, de 46 años, y su hija Anastatia Mayers, de 18, de Antigua y Barbuda, que ganaron sus asientos en un sorteo que recaudó fondos para la organización sin fines de lucro Space for Humanity.

La joven Anastatia está en su segundo año en la Universidad de Aberdeen en Escocia, estudiando Filosofía y Física para convertirse en astrobióloga. Ella le dijo a los periodistas sobre sus sentimientos de incertidumbre sobre el vuelo espacial el miércoles por la noche. “Anoche, lo pensé mejor, pero luego me desperté y sentí que estaba lista”, dijo Mayers.

Goodwin también habló con los periodistas después de la misión histórica y compartió cómo su Parkinson no le ha impedido vivir su vida. Fue diagnosticado después de comprar su boleto de $250.000 para el vuelo.

Publicidad

La tripulación estuvo compuesta por el comandante C.J. Sturckow, la piloto Kelly Latimer y la instructora de astronautas de Virgin Galactic que entrenó a los pasajeros para su vuelo, Beth Moses.

El objetivo era “lograr varios hitos históricos y promover la misión de Virgin Galactic de ampliar el acceso al espacio”, dijo la empresa en un comunicado.

Publicidad

Momento de ingravidez

Varios minutos después del despegue, los pasajeros soltaron sus cinturones de seguridad para disfrutar por breve tiempo de la ingravidez y luego regresaron a sus asientos, según se pudo observar en una transmisión en directo desde la cabina del avión.

El octogenario Goodwin, quien lucha desde 2014 contra la enfermedad de Parkinson, dijo en un comunicado que espera inspirar a otros que enfrentan dificultades similares al ser uno de los primeros turistas de Virgin Galactic en lanzarse a la aventura espacial.

En un video publicado este jueves por Virgin Galactic, Keisha Schahaff señaló que este es un sueño hecho realidad, ya que desde niña pasaba largas horas mirando el cielo desde el Caribe.

“No puedo esperar para volar por encima de la atmósfera terrestre y experimentar la energía diferente de aquí en la Tierra. Representar a mi isla, Antigua, es un verdadero honor. Espero que mi viaje inspire a otros a alcanzar sus sueños también”, expresó.

Publicidad

El VSS Unity no alcanzo la órbita terrestre, pero su trayectoria proporcionó varios minutos de ingravidez a los pasajeros, a una altitud lo suficientemente alta como para ver la curvatura de la Tierra contra la negrura del espacio, según el medio especializado Space.com.

La nave donde viajaron los turistas fue lanzada desde la barriga de la nave nodriza, un avión de transporte de Virgin Galactic, el VMS Eve.

Este último elevó el VSS Unity hasta una altitud de unos 15.000 metros. En ese momento, el Unity se desprendió y encendió su motor y ascendió al espacio suborbital. Luego descendió como un “planeador”, matizó Virgin Galactic durante la transmisión.

Según un comunicado de la empresa, el Galactic 02 es el séptimo vuelo espacial de Virgin Galactic, su segundo vuelo espacial comercial y el primero con turistas espaciales.

En junio pasado, Virgin Galactic realizó su primer vuelo comercial, tras completar con éxito un trayecto de 90 minutos durante el cual alcanzó la frontera entre la atmósfera terrestre y el espacio. (I)