La Empresa Pública Petroecuador no habría gestionado el cobro de facturas por el intercambio de crudo con la compañía Petróleos de Venezuela S. A. (PDVSA), lo que produjo que $ 8′763.493 no se pudieran recuperar.

Ello se desprende de un examen especial realizado por la Contraloría General del Estado del periodo que va de enero de 2013 al 31 de diciembre de 2018, que se realizó para determinar legalidad, veracidad y propiedad de las actividades realizadas en la ejecución del convenio de intercambio crudo-productos entre PDVSA y Petroecuador.

Según información divulgada por el órgano de control este 15 de septiembre, en la implementación de los contratos, los embarques de PDVSA presentaron “demorajes” —hechos en los que no se cumplen las ventanas de carga o descarga— y penalizaciones de calidad. Petroecuador no había gestionado “105 casos”, dejando facturas pendientes de cobro que produjeron la prescripción de acuerdos, cuyo efecto fue la “falta de recuperación de 67” por $ 8′763.493.

Asambleísta Esteban Torres pide a la Contraloría que investigue contratos asignados a empresas en España de ayuda a migrantes ecuatorianos

De esta forma, la Contraloría ratificó una glosa solidaria por ese monto en contra de un exfuncionario de la empresa ecuatoriana y PDVSA. La entidad no reveló quién es la autoridad glosada.

Según la auditoría, no se tomaron acciones de forma oportuna sobre la vigencia y finiquito del “Convenio de Intercambio (de crudo-productos) y sus contratos”, que se había firmado en el 2006, lo que evitó que se adoptaran medidas para recuperar valores adeudados.

Para ejecutar este convenio se firmaron cinco contratos, de los que tres son de compra-venta para la exportación de petróleo, fueloil y nafta de bajo octano, y dos para la importación de derivados.

Comisión de Fiscalización archiva pedido de juicio político a Pablo Celi y a Valentina Zárate, excontralores subrogantes de la Contraloría del Estado

Hasta 2013, Petroecuador había entregado a PDVSA cargamentos de crudo, fueloil y nafta de bajo octano y recibió a cambio derivados y productos, conforme la necesidad mensual de la empresa estatal ecuatoriana, detalló la Contraloría. (I)