Desayunos que oscilan entre $ 15,50 y $ 24,75, almuerzos a $ 45 o cenas a $ 50,50.

Esos son los precios que se pagarían en la Asamblea Nacional en la provisión del servicio de logística para reuniones, eventos, actos y ceremonias protocolarias y conmemorativas de esa función del Estado, como posesiones presidenciales, informes a la nación del presidente de la República, visitas oficiales de jefes de Estado, sesiones solemnes, ceremonias de entrega de acuerdos y condecoraciones, posesiones de autoridades, recibimientos de comisiones generales, eventos nacionales e internacionales, agendas oficiales del titular del Legislativo, agendas en territorio u otras dispuestas por la autoridad competente.

El valor de la alimentación debe incluir el costo del servicio, montaje, mesas y sillas, transporte, menaje, según un documento de la Asamblea.

El valor del contrato es de $ 100.000 sin incluir IVA y tendrá una duración de un año. Fue firmado por María Moreno, secretaria de Relaciones Internacionales e Interinstitucionales del Legislativo, y por el proveedor Fredy Godoy, el pasado 10 de septiembre.

Publicidad

Asamblea Nacional aclara que no ha comprado vehículos desde hace seis años

Este Diario solicitó un comentario sobre el tema a Guadalupe Llori, presidenta de la Asamblea Nacional, a través de un mensaje por WhatsApp. Ella respondió que se encontraba en Orellana, que regresaba a Quito el martes y que podía responder el miércoles.

Sin embargo, a través de una llamada telefónica, Llori sostuvo que ella maneja el pleno del Legislativo y el Consejo de Administración Legislativa (CAL), en tanto que la administradora general se encarga de los contratos. “Ellos hacen todos los procesos de contratación”, agregó.

Añadió que se lo hace a través del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop).

“Todas las instituciones públicas de Gobierno y de la Asamblea Nacional tienen los mismos precios”, expresó.

En un video difundido por el exasambleísta Tomás Zevallos, él afirmó que un contrato para la prestación de servicios para la logística de reuniones, eventos y actos del Legislativo fue suscrito el 10 de septiembre por la presidenta de la función Legislativa, Guadalupe Llori.

En un comunicado, la Asamblea Nacional se refirió al contrato y defendió los procesos realizados.

Llori afirmó que el contrato es contra entrega y que hasta el momento no se ha gastado un solo dólar.

“Hace el evento o participa de un evento. Si se gasta, diga usted, en pantallas, en sillas, se va gastando poquito a poquito de acuerdo a los valores que constituyen un evento”, explicó, y acotó Llori que iba a revisar el tema.