Que el Gobierno no cederá ante ninguna amenaza y no pactará con ningún delincuente fueron los compromisos del presidente de la República, Daniel Noboa Azín, en la ceremonia de relevo del mando militar.

”Ustedes que han estado combatiendo conocen de cerca el poder del crimen organizado. Tengan la certeza de que mi gobierno no va a ceder a ninguna amenaza y no vamos a pactar con ningún delincuente”, expresó Noboa este 18 de diciembre de 2023.

El mandatario asistió al acto castrense en el que los tres miembros del mando militar, por el Decreto Ejecutivo 36 del 28 de noviembre, fueron ascendidos oficialmente a ocupar sus funciones.

Publicidad

Como jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (Comaco) está Jaime Vela Erazo, quien es vicealmirante de la Armada.

El general de brigada del Ejército Edwin Fernando Adatty Albuja asumió como comandante de la Fuerza Terrestre; en la Armada, su comandante es Miguel Santiago Córdova Chehab, vicealmirante de la Fuerza Naval; y el general del aire Celiano Cevallos Calderón asumirá la comandancia de la Fuerza Aérea.

Con casi 20 minutos de retraso llegó Noboa al Campo de Marte de la Escuela Militar Eloy Alfaro. Lo hizo en un coche carroza antiguo y escoltado por la caballería de los Granaderos de Tarqui, junto con su esposa, Lavinia Balvonesi.

Publicidad

Después de honores militares para recibir al nuevo mando del Comaco, el vicealmirante Jaime Vela se refirió a los cambios como parte de la cotidianidad. Pero lo “único que no puede cambiar son nuestros principios y valores”, agregó.

”Nuestra patria no es la misma de antes. Esa isla de paz no lo es”, dijo e hizo un llamado a que esos “pocos” no quiten la paz a todos. ”Debemos renacer de las cenizas. Debemos hacer la guerra desde nuestros espacios. Seamos líderes positivos en nuestros hogares. Eduquemos a los hijos, denunciemos actividades reñidas con la ley. No nos limitemos a quejarnos por mensajes en las redes sociales. Rompamos el círculo vicioso”, indicó.

Publicidad

”El pueblo ha expresado su voluntad de tener seguridad, usemos nuestra fuerza para imponer la voluntad de pueblo” contra la inseguridad, añadió.

Le siguió el presidente Noboa, que en un breve discurso recordó que el reto es contrarrestar la violencia y ofreció que su mandato no cederá a los grupos de delincuencia organizada (GDO) ni pactará con delincuentes.

Les mencionó que está preparando un plan contra la inseguridad, denominado Fénix, del que no ahondó en detalles; e hizo un llamado a la Asamblea Nacional a aprobar el proyecto de ley económico urgente para la generación de empleo, que ayudará a promover fuentes de trabajo como una arista para reducir la delincuencia.

A esta ceremonia asistieron varios miembros del gabinete; el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Kronfle; autoridades de funciones del Estado, así como el general Nelson Proaño, quien fue relevado en el cargo con la decisión presidencial. No asistió la primera autoridad de la Fiscalía General, Diana Salazar. (I)

Publicidad