El Gobierno iniciará este jueves, 17 de marzo de 2022, el diálogo sobre una propuesta de nueva ley laboral con el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), en la plataforma financiera norte.

La base de las conversaciones, según autoridades gubernamentales, será la ley de Creación de Oportunidades.

Qué expectativas hay si la reforma laboral se incluye en consulta popular

En un conversatorio realizado con medios de comunicación en el Palacio de Gobierno este miércoles 16 de marzo del 2022, el ministro del Trabajo, Patricio Donoso, indicó que los diálogos se iniciarán a las 11:00.

Publicidad

El consejero presidencial Diego Ordóñez sostuvo que la ley no va a reformar el Código del Trabajo sino que habrá una nueva para los nuevos contratos.

El subsecretario general de Gabinete, Francisco Briones, presentó un análisis de la situación económica laboral.

De acuerdo al documento, que fue proyectado en el salón Azul del Palacio de Gobierno, en Quito, un 34% de la población tiene un empleo adecuado mientras que un 66% (5.7 millones de personas) no lo tiene.

Publicidad

Quienes tienen empleo adecuado han tenido un ingreso promedio de $769.28, en tanto que quienes no lo tienen mantienen un ingreso informal de $261.23.

Con esas consideraciones -de acuerdo al Gobierno- se busca recuperar y fomentar la creación de empleo formal en el sector privado. Además modernizar la normativa laboral para crear empleos formales, fomentar la estabilidad y aumentar el ingreso de los trabajadores.

Publicidad

Gobierno y FUT instalarán dos mesas de diálogo sobre reformas laborales y seguridad social

Ordóñez agregó que no se va a proponer reducción de beneficios sino que cambiarán los mecanismos de contratación, la forma de aplicación de las jornadas de trabajo, las formas de remuneración.

A modo de ejemplo, Donoso explicó que no se ha pensado en ampliar el número de horas de trabajo que son 40, pero un restaurante tiene más necesidad de horas un viernes que un lunes o la floricultura cuando hay fechas específicas sin variar esas horas.

No hay una fecha para culminar con las conversaciones ni tampoco una fecha para enviar el proyecto de ley a la legislatura.

Los diálogos luego se extenderán a otros sectores de la sociedad civil.

Publicidad

De no existir un consenso, Ordóñez no descartó un plan B que consistiría en preguntar a los desempleados si es que desean que el proyecto sea puesto en marcha. (I).