El presidente de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea, Fernando Villavicencio, explica la serie de hallazgos que se han hecho con respecto al sistema Sucre y las presuntas responsabilidades de las autoridades ecuatorianas en el tema.

¿Cuáles son los principales hallazgos, hasta el momento dentro de la investigación que lleva adelante la Comisión?

De acuerdo con la información entregada por cinco instituciones públicas, incluidas Fiscalía, UAFE y Banco Central, se confirma que el sistema de compensación no fue un proyecto regional de la ALBA, sino fue prácticamente un tema binacional entre Venezuela y Ecuador. Y funcionó porque Ecuador tiene como moneda el dólar. No se generó una fórmula de paridad entre las otras monedas. Así el sistema de compensación se convirtió en la mayor lavandería de activos.

¿Pero fue todo el sistema o ciertas transacciones puntuales de ciertas personas y empresas?

Publicidad

Todo el sistema fue contaminado, aunque existían empresas que antes de la creación del Sucre ya habían mantenido relaciones de comercio exterior con Venezuela, este sistema las desnaturalizó. Incluso empresas serias acabaron siendo víctimas del mecanismo de sobrefacturación. Por ejemplo, empresas atuneras bien posicionadas, entre 2012 y 2014 vieron crecer súbitamente sus exportaciones y cuando se para el Sucre, también sus operaciones caen radicalmente. Además Ecuador apareció súbitamente como exportador de materiales que no producía o en volúmenes superiores a los que realmente podía abastecer.

Dentro de las comparecencias se ha escuchado al gerente del Banco Central de que se debería denunciar este tratado para que quede totalmente inutilizado. ¿Cuál sería la vía?

Aunque ahora está en pausa administrativa, la denuncia es parte de las recomendaciones que voy a sugerir se incluyan en el informe. Que la Asamblea presente la iniciativa para denunciar y suspender la vigencia de este tratado.

La señora fiscal ha insistido en que el tema de Foglocons al momento es cosa juzgada, pero asegura que podría haber otras puertas para continuar la investigación, ¿cómo funcionaría según su opinión?

Nosotros entregaremos el informe sobre la investigación tanto a la Fiscalía como a las autoridades de la Justicia de EE. UU. Con la Fiscalía tenemos la voluntad de actuar de manera unificada y así poder identificar otros delitos. La fiscal ha dicho que no se ha llegado a los responsables intelectuales del delito. Está muy claro, no hay duda de que Sucre fue un sistema de lavado de activos, incluso hay sentencias sobre el tema en el caso Coopera y Territorial. Incluso en el caso Foglocons, en el que hubo sobreseimiento, la fiscal explica que debió tener sentencia, pero que lamentablemente hubo una mala actuación de los jueces. Entonces tenemos información de que el Banco Central tenía todos los instrumentos para controlar el flujo de recursos ilícitos, pero no lo hizo. Es más, conocemos que se derogó una resolución durante la administración de Pedro Delgado, cuando era presidente del directorio del BCE y que exigía estrictos niveles de control sobre el origen del dinero.

¿Entonces, al menos las autoridades del BCE no actuaron como debían en el control?

Publicidad

No aplicaron control. Tenemos información que Jaime Sánchez Yánez, asesor de Correa, mantuvo una reunión con el ex presidente del BCE Diego Martínez sobre el caso Foglocons en 2013, con el fin de presionarle para que no se cumplan las acciones judiciales en contra de las empresas. También hay indicios de que el BCE tomaba dinero de la Reserva para adelantar los pagos a las exportadoras. O sea una empresa vendía el producto y el importador transfería solo una parte del pago, pero el BCE pagaba la totalidad y luego le cobraba a Venezuela. Las compensaciones se daban cada seis meses.

¿Qué papel juega Jaime Sánchez Yánez en este entramado?

Es un ciudadano que reporta ser venezolano y que fue colocado como asesor de Rafael Correa por Hugo Chávez. Es hermano de Luis Eduardo Sánchez, socio minoritario 40 % de Foglocons junto con Álvaro Pulido Vargas, un narcotraficante por quien ahora la justicia de EE. UU. ofrece $ 10 millones. Ambos socios ingresaron varias veces a Ecuador en aviones privados de propiedad de Álex Saab.

El señor Luis Sánchez dijo que le había interpuesto una demanda en Colombia, por este tema. ¿Cuál es su postura al respecto?

Que un ciudadano acusado de ser parte de una trama de corrupción, que el socio de Álvaro Pulido ponga la demanda al presidente de la Comisión de Fiscalización de Ecuador es una condecoración. Es muy sintomático que el correísmo en pleno aplauda la demanda. Yo ya lo he dicho, solo falta un pelo para que Rafael Correa se sume a la campaña de Nicolás Maduro por la libertad de Álex Saab. Respaldar la demanda en mi contra, es respaldar a Álex Saab. (I)