El gobierno de Guillermo Lasso había sido notificado oficialmente con el pronunciamiento de la Asamblea Nacional respecto de la Ley Orgánica para el Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal tras la pandemia del COVID-19, en el sentido de que no alcanzó los votos para aprobarla, negarla o modificarla, con lo que será enviada este 29 de noviembre al Registro Oficial para su publicación.

El viceministro de Gobierno (del Ministerio de Gobierno), Homero Castanier confirmó este lunes, que la Presidencia de la República recibió la notificación de que no hubo votos para aprobarla, negarla, modificarla o archivarla por lo que será remitida hoy hasta el Registro Oficial para que entre en vigencia mediante el ministerio de la ley.

“Hoy será enviado al Registro Oficial para que sea ejecutada como ley de la República. Estamos con la notificación de que no hubo los votos. El presidente (Guillermo Lasso) cumplió lo que manda la Constitución y la ley de la Función Legislativa. Pudimos verlo públicamente que ninguna de las mociones  obtuvo los votos. Y al no haber pronunciamiento, prevé esta figura del ministerio de la ley. (...) Y tal como el presidente la envió será publicada en el Registro Oficial”, afirmó en una entrevista para la radio KCH Noticias.

La norma no fue aprobada, negada o archivada durante la sesión de la Asamblea Nacional de este 26 de noviembre, por lo que entraría en vigencia mediante el denominado ministerio de la ley.

Publicidad

El doble juego de UNES en la reforma tributaria de Guillermo Lasso

Ello porque el plazo para que el Legislativo resuelva sobre el texto concluyó a la medianoche de este sábado 27 de noviembre.

Sobre los proyectos de ley de carácter económico urgente, el artículo 140 de la Constitución señala que la Asamblea podrá aprobarlos, modificarlos o negarlos dentro de un plazo máximo de 30 días a partir de su recepción.

En el último inciso se aclara que cuando en el plazo señalado los legisladores no lo aprueben, modifiquen o nieguen, el presidente de la República lo promulgará “como decreto-ley y ordenará su publicación en el Registro Oficial”.

Esto va en concordancia con el último inciso del artículo 62 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa (LOFL) que manda que, cuando en el plazo de 30 días, la “Asamblea Nacional no apruebe, modifique o niegue el proyecto calificado de urgente en materia económica, el presidente de la República lo promulgará como decreto ley y ordenará su publicación en el Registro Oficial”.

La noche del viernes último, se presentaron cuatro mociones para resolver sobre este articulado, que finalmente la dejaron para que rija por decreto-ley.

El asambleísta oficialista Francisco Jiménez planteó la aprobación del proyecto, y apenas tuvo 30 votos a favor; luego el asambleísta Esteban Torres (PSC) mocionó negar el informe de mayoría, que se aprobó con 90 votos.

Publicidad

Esto permitió que el legislador de UNES, Carlos Zambrano mocione aprobar el informe de minoría, que tuvo 48 respaldos y tampoco se aprobó.

Finalmente, la legisladora Mireya Pazmiño (PK) mocionó negar y archivar la propuesta legal, que alcanzó 53 votos a favor, por lo que no se aprobó, pues se abstuvieron 81 asambleístas de las bancadas del correísmo Unión por la Esperanza (UNES), de CREO y sus afines.

El viceministro Castanier aseguró que sobre esta votación (abstención) “no ha habido ningún tipo de acuerdo o conversación” con el correísmo. “El gobierno no ha logrado ningún acuerdo ni ningún tipo de conversación sobre la votación. Cada bancada deberá dar sus explicaciones”, enfatizó durante la entrevista radial.

El exlegislador y catedrático Henry Cucalón aclaró que el Parlamento “no tomó una resolución que apruebe, modifique o rechace en firme la propuesta legal, por lo que desde la medianoche del sábado ese proyecto entra a regir por el ministerio de la ley, tal cual como lo presentó el mandatario”.

Explicó que esta diferencia entre informe y ley, se incorporó a las reformas a la LOFL para que al rechazarse un informe de mayoría, se permita llegar al de minoría, y así resolver.

Es así como cree que hubo un “tipo de estrategia” política, porque no hay lógica en que se apruebe una moción para conocer el informe de minoría, y no hubo los votos.

Asamblea no aprobó, ni negó ni archivó proyecto de reforma tributaria

A esto se suma que “la presidenta Guadalupe Llori clausuró la sesión, y nadie planteó una reconsideración de la votación”.

“Entonces, en la próxima sesión, la reconsideración no opera en las leyes económicas urgentes, tienen un plazo fatal que vence en 30 días. Hubieran podido reconsiderar o rectificar la votación, pero nadie lo hizo y la presidenta la clausuró. Aquí algo hay, porque si hubiera habido una equivocación, hubiera habido un error, la hubiera suspendido para votar nuevamente. Esto no es un accidente”, opinó Cucalón.

El constitucionalista André Benavides consideró que “desde ningún punto de vista se puede decir que la ley ha sido negada”.

“La bancada de UNES no votó y eso quedó en el limbo. El Ejecutivo va a mandar la norma hasta con las mismas faltas ortográficas, tal como fue presentada”, lamentó.

Libia Rivas, directora del Instituto Ecuatoriano de Estudios Legislativos, confirmó que al no haber los votos para aprobar, negar, archivar la ley, esta entrará en vigencia por el ministerio de ley. (I)