La generación de empleos a través de la inversión en diferentes sectores estratégicos y bajo qué legislación se normarán estos nuevos empleos y los que ya existen fueron algunos de los temas que el presidente de la República, Guillermo Lasso, abordó este lunes durante el conversatorio con Diario EL UNIVERSO.

Lasso indicó que se ha enfocado en reuniones con el sector petrolero, tanto el público como el privado, al igual que en minería, pues aseguró que para generar empelo se requiere de inversiones privadas locales e internacionales en estos sectores, para explotar campos petroleros, optimizar la producción petrolera, ampliar la inversión en minería, energía, obras públicas y telecomunicaciones.

¿Cómo se refleja el ‘efecto Lasso’ en las inversiones?

Para esto, aseguró que tiene una lista de cerca de $ 30.000 millones en nueva inversión para los próximos cuatro años, para lograr duplicar la inversión petrolera, aumentar la exportación de minerales, que este año va a recibir $ 1.700 millones en exportación, para la construcción de centrales hidroeléctricas, fotovoltaicas, de energía eólica y facilitar la inversión en el sector privado exportador abriendo acuerdos de libre comercio con China, Rusia y México.

“Mayores exportaciones lo que implica es mayor empleo”, sostuvo Lasso, quien aprovechó la coyuntura para referirse a la situación actual y el futuro de la legislación laboral en el país y las reformas que se pretenden aplicar con la nueva Ley de Oportunidad Laboral, sin descartar el actual Código Laboral.

Publicidad

Lasso aseguró que el país puede manejarse con dos marcos distintos para la legislación laboral: el Código del Trabajo y la Ley de Oportunidad Laboral.

El primero, el Código del Trabajo, servirá, según Lasso, para proteger los derechos laborales adquiridos y dar la seguridad al 30 % de los ecuatorianos que tienen un empleo formal de que “nadie va a alterar sus condiciones de trabajo”.

Patricio Donoso, ministro del Trabajo: Enviaremos Ley de Oportunidades, sin afectar al Código del Trabajo

Mientras que la Ley de Oportunidad Laboral se enfoca en el 70 % de la fuerza laboral del Ecuador que no tiene empleo, indicó el presidente, quien aseguró que la normativa pretende ser una ley moderna que flexibilice la contratación laboral y que genere oportunidades de empleos.

“Si vemos con bifocalidad a estos dos Ecuador, el de los 3 (30 %), la minoría que tiene empleo, y el de los 7 (70 %), la gran mayoría que no tiene empleo, pues podemos convivir con dos leyes: uno, el Código del Trabajo, que no va a ser reformado, que protege los derechos laborales adquiridos por los que tienen empleo formal; y este nuevo código flexible, que va a dar oportunidades a los que no tienen empleos”, mencionó Lasso, quien aseguró que están planteando una reforma legal y, si es necesario, una consulta popular para aplicar esta nueva normativa.

Además, Lasso rechazó las criticas al nuevo código laboral por una supuesta precarización del trabajo, y responsabilizó a los políticos que han manejado y tenido poder en el Ecuador los últimos 40 años de “haber precarizado la vida” de los ecuatorianos.

“El actual Código del Trabajo, el antiguo Código del Trabajo, no ha facilitado la creación de empleo en el Ecuador, es un obstáculo para crear empleos. Por lo tanto, los que tienen trabajo formal, que sigan protegidos por ese código; pero aquellos que no tienen, que son la gran mayoría, el 70 % de la fuerza laboral, requieren una nueva Ley”, expresó Lasso.