El movimiento Fuerza Compromiso Social (FCS) Lista 5 podría pasar a llamarse Revolución Ciudadana, una vez que es “gobernado” por el expresidente Rafael Correa y sus afines.

Para este 28 de agosto está previsto que FCS realice una asamblea nacional (convención) en la ciudad de Montecristi (Manabí) para elegir una nueva directiva, cambiar su nombre y el eslogan.

Movimiento Fuerza Compromiso Social reformulará su imagen política en una asamblea

El nombre con el que se pretende modificarlo es Revolución Ciudadana, informó Correa en una entrevista en Teleradio este 29 de julio.

“En principio, esa es la propuesta. Aún no se ha decidido de forma absoluta, pero la tendencia mayoritaria es que se llame Revolución Ciudadana”, dijo Correa, quien adelantó que él apoyará la lista para la dirección nacional, que la encabezará la exlegisladora de Alianza PAIS (AP) y exministra de ese gobierno Marcela Aguiñaga; aunque no se descarta que participen otras listas.

Publicidad

Fuerza Compromiso Social fue fundado por el excandidato presidencial Iván Espinel, que luego fue ministro de Inclusión Social en el régimen de Lenín Moreno.

Espinel está preso por el delito de lavado de activos, sentencia de diez años que le fue ratificada el 20 de mayo de 2021 por un Tribunal de la Corte Nacional de Justicia.

En el 2019, el correísmo se afincó en FCS para impulsar candidaturas para las elecciones seccionales de ese entonces. Para las elecciones nacionales del 2021 se impulsaron también candidatos desde esta tienda política, en alianza con Centro Democrático (CD).

Para poder postular candidaturas en los últimos comicios, hubo un acuerdo con FCS, según Correa.

“Ellos ponían ciertas candidaturas, pero después nos pasaban el partido porque la Revolución Ciudadana no tenía partido porque nos robaron Alianza PAIS. Para evitar esas trampas, la idea era que nos pasaran el partido (movimiento), como sucedió”, dijo el político.

Es así que ahora “estamos gobernando, si cabe el término, Fuerza Compromiso Social y la idea es que se llame Revolución Ciudadana”, añadió.

Publicidad

Incluso, el excandidato presidencial Andrés Arauz fue designado presidente de FCS y luego renunció.

Andrés Arauz renunció a la presidencia del movimiento Fuerza Compromiso Social

En el contexto de estas decisiones que se tomarán en la convención nacional del 28 de agosto, hay molestia en lo interno.

La asambleísta Vanessa Freire, que formó parte de los inicios de FCS, fue su presidenta y elegida para este periodo legislativo por la alianza UNES (entre FCS y CD), resolvió “dar un paso al costado” porque sus “compañeros han sido excluidos en procesos democráticos” de la organización política.

Además renunció a ser parte de la bancada de UNES, el pasado 26 de julio.

Asambleísta Vanessa Freire renuncia a la bancada correísta Unión por la Esperanza

Correa respondió a esa postura, argumentando que “más temprano que tarde” se conocerá cómo aparecerán “espacios que le han dado en el Biess y el sistema de salud en Los Ríos”, y pidió a los habitantes de Los Ríos recoger firmas para impulsar su revocatoria del mandato.

“Cuántos votos saca esa señora: ninguno. Es una pésima candidatura, se le puso respetando los acuerdos con Compromiso Social. Nosotros organizaremos la revocatoria de mandato de esta señora por el bien del país. Es un fraude democrático lo que ha hecho. Se ha servido de nosotros. A prepararnos para reunir firmas e iniciar la revocatoria del mandato”, enfatizó Correa en el diálogo radial.

En el 2018, Correa y sus afines intentaron inscribir un movimiento con la denominación Revolución Ciudadana, pero el Consejo Nacional Electoral (CNE) les negó esa posibilidad por dos ocasiones, pues se incumplían requisitos reglamentarios como que el eslogan y el logo los utilizaba Alianza PAIS. (I)