NOTICIAS

Publicidad

Willam Vásconez Rubio, el funcionario que firmó los créditos con China, aparece en la trama de los sobornos del caso Petroecuador

Un tío de Vásconez recibió pagos por un contrato con una offshore de Nilsen Arias, quien aceptó ante la justicia estadunidense que obtuvo y repartió coimas.

QUITO (20-07-2023).- Willam Vásconez Rubio en viaje a China en representación del gobierno ecuatoriano, durante el mandato de Rafael Correa. Fotos: Cortesía / EL UNIVERSO Foto: El Universo

Publicidad

No se habían hablado en mucho tiempo, hasta que un mensaje llegó al celular. “Estimado. Buenos días !! Te saluda Nilsen. Estas disponible?”. Tenía los errores ortográficos y de tipeo que suelen tener los chats. El remitente era Nilsen Arias Sandoval, el exgerente de Comercio Internacional de Petroecuador que para entonces ya colaboraba en secreto con la justicia de Estados Unidos. Era una treta, que ahora se encuentra en el expediente judicial del caso Petroecuador.

El destinatario era Willam Vásconez Rubio, exsubsecretario de Financiamiento Público del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Juntos, Arias y Vásconez habían trabajado arduamente durante el correato concretando préstamos garantizados con entregas de crudo a largo plazo. Mientras Arias firmaba las ventas de petróleo, Vásconez firmaba los endeudamientos.

Aquel mensaje llegó el 24 de febrero de 2022. Para entonces, Arias ya se había declarado culpable en Estados Unidos por haber recibido y repartido sobornos por su gestión en Petroecuador. Durante un mes, este se volvió a ganar la confianza de su viejo amigo proponiéndole nuevos negocios. El chat completo quedó registrado en 17 páginas que fueron a dar a manos del Departamento de Justicia de Estados Unidos, que a su vez las entregó a la Fiscalía ecuatoriana para que también siga las investigaciones del caso Petroecuador.

Publicidad

El diálogo entre Arias y Vásconez resultó elocuente. Este le contó las calamidades económicas y personales que enfrentaba. Decía que le faltaba dinero, pues la Contraloría General del Estado le había impuesto glosas exuberantes y los abogados para defenderse le cobraban mucho. Harto de todo, había dejado Quito y se había domiciliado en Manta para trabajar con el alcalde de esa ciudad, Agustín Intriago.

Luego de tres semanas de conversaciones, el 14 de marzo, Arias le ofreció dinero para, según dijo, saldar antiguas cuentas. Esta es una transcripción literal del diálogo.

Vásconez: Cuánto podría prestarme?

Publicidad

Arias: Para cerrar este tema dime como pana!!

Pana, cuanto necesitas. Hay un tema pendiente que quedó con Boris, asi que ahi liquidamos, de eso despreocupate, primero solucionar el tema

Publicidad

esta semana podria 10 con mi hermana

y mi hermano esta viajando el 5 a Quito desde aca le digo que te entregue otros 10.

Vásconez: Bueno

Arias: eso te sirve?

Publicidad

Vásconez: Si

¿Cuál era el “tema pendiente que quedó con Boris”, que Vásconez asintió en la conversación?

Boris Ortega Toledo es tío político de Vásconez. En el expediente judicial del caso Petroecuador hay documentos bancarios que muestran que él recibió nueve transferencias por un total de $ 180.000 de parte de Cristian Arias Sandoval, hermano de Nilsen, quien también obtuvo pagos secretos provenientes de intermediarios petroleros.

Todas esas transferencias coinciden en monto, fecha y referencia bancaria con unas operaciones registradas en una tabla que es parte de la información que el Departamento de Justicia de Estados Unidos entregó a la Fiscalía ecuatoriana.

En este documento, que habría sido entregado por el propio Nilsen Arias en su colaboración con las autoridades estadounidenses, el beneficiario está identificado con el alias de Primo y ahí constan no solo las transferencias bancarias a favor de Ortega, sino también entregas de dinero en efectivo. Todas estas operaciones suman casi $ 568.000 y se habrían realizado entre julio de 2015 y octubre de 2016, cuando Arias y Vásconez eran altos funcionarios del correato.

Además, en el expediente judicial también hay un chat entre Vásconez y Ortega en el que discuten sobre una hacienda.

EL UNIVERSO solicitó entrevistas tanto a los hermanos Arias Sandoval como a Vásconez y su tío político, a través de correos electrónicos, pero no recibió respuesta.

La Fiscalía ecuatoriana está procesando a Nilsen Arias y a Vásconez, junto con otras catorce personas, por presunto cohecho en el caso Petroecuador. La fiscal del caso ya pidió que se fije día y hora para la audiencia preparatoria de juicio, donde se sabrá si son acusados o no.

El abogado que sabía inglés

Willam Vásconez entró como analista al MEF en 1996, cuando tenía 28 años. Llevaba pocos meses de haber obtenido una licenciatura en Ciencias Públicas y Sociales por la Universidad Central del Ecuador. Una persona que trabajó con él en esa época contó que lo escogieron porque sabía hablar bien inglés, pues decía que había vivido una época en Estados Unidos.

Esa era una habilidad muy importante para el puesto al que aplicaba, explicó la misma persona, pues el MEF se había hecho cargo de la administración de la deuda pública, que antes estaba en manos del Banco Central del Ecuador, y, como muchos documentos estaban en inglés, Vásconez se quedó con el cargo de analista de Financiamiento Internacional, el cual no tenía una buena remuneración.

“No era muy disciplinado en esa época, aunque no era un mal trabajador. Tú le veías y era un hombre superhumilde. Venía de un mundo muy humilde”, comentó la fuente.

Vásconez se quedó como analista en el MEF durante muchos años. Según su hoja de vida, tuvo ese cargo hasta el 2007, cuando empezó el gobierno de Rafael Correa. Entonces se convirtió en subsecretario y luego en coordinador general jurídico.

Ostentando esta función apareció firmando el primer crédito garantizado con petróleo que el Banco de Desarrollo de China (CBD) entregó a Ecuador, en agosto de 2010. Así consta en el contrato.

Willam Vásconez y Nilsen Arias firmaron a nombre del Gobierno ecuatoriano un acuerdo con el Banco de Desarrollo de China, Petrochina y Unipec, en septiembre de 2012.

Tres meses después, en noviembre de 2010, Vásconez obtuvo su puesto definitivo: subsecretario de Financiamiento Público. Casi a la par, Nilsen Arias se había convertido en gerente de Comercio Internacional de Petroecuador en abril de 2010. Ambos se quedaron en esos cargos hasta el fin del correato, aunque Vásconez se enquistó por unos meses más en el gobierno de Lenín Moreno.

El dúo participó en cuatro préstamos CBD y uno del Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) por un total de $ 7.970 millones, poniendo petróleo como colateral, entre 2010 y 2016, de acuerdo con los reportes del MEF y los contratos internacionales de Petroecuador.

Años después se supo, por las investigaciones judiciales en Estados Unidos, que esas negociaciones estuvieron acompañadas de sobornos que venían de los intermediarios petroleros.

La acusación estadounidense en contra de Arias señala que este recibió $ 17,7 millones en coimas y que las repartió con otros tres funcionarios ecuatorianos. Uno de ellos, dice la acusación, fue un alto funcionario del Gobierno entre 1997 y 2019, aproximadamente. Vásconez trabajó en el sector público entre 1996 y 2018.

Él salió del MEF en febrero de 2018 y, un mes después, se convirtió en asesor del entonces ministro de Producción, Pablo Campana Sáenz, cargo que ocupó poco tiempo.

Luego, a finales de 2019, el Municipio de Manta le dio un contrato por $ 16.000 para realizar una asesoría jurídica en diez días, “con un valor de cada hora por $ 200″, subrayan los documentos contractuales.

El año pasado, presentó tres declaraciones patrimoniales juradas a la Contraloría General del Estado como funcionario de esa Alcaldía, como proveedor de servicios civiles y como “especialista en negocios y financiamiento estratégico”. Meses después, la Policía lo detuvo en esa ciudad.

Los estudios para vender tomates

Mientras los créditos chinos y las ventas de petróleo se acumulaban, el tío de Vásconez ultimaba negocios en un paraíso fiscal. La firma de Boris Ortega quedó estampada en un contrato con una offshore panameña llamada Ultra Logístico S. A., que tuvo una participación clave en las operaciones financieras de Nilsen Arias. Este documento forma parte de los archivos que las autoridades estadounidenses entregaron a la Fiscalía ecuatoriana.

En este acuerdo, Ortega se comprometió a dar supuestas consultorías, que incluían la elaboración de estudios de mercado, para comerciar toda clase de productos en Asia, el Caribe, Centroamérica y Sudamérica. El precio se pactó en mínimo $ 20.000 por cada estudio.

El contrato se firmó en marzo de 2015. Cuatro meses después empezaron a fluir los pagos desde una cuenta de Cristian Arias Sandoval en el St. Georges Bank de Panamá a favor de Ortega, según los documentos del expediente judicial.

Estos archivos además muestran que Ortega recibió las acciones de la offshore panameña Romala Corp. en agosto de 2016. Dos meses después, esta empresa recibió $ 20.000 adicionales de parte de Cristian Arias. En el expediente consta la transferencia y la factura que la justificó, la cual fue emitida a Ultra Logístico. La razón: un estudio de prefactibilidad para la producción, procesamiento y comercialización de tomate riñón en la Sierra centro a 2.500 metros de altura.

En el expediente también están los formularios que Ortega llenó para cerrar la cuenta de Romala en el banco Banistmo de Panamá y un cheque de gerencia por $ 19.500 que recibió como saldo. El trámite se hizo en julio de 2017.

Ultra Logístico estuvo en el centro de las operaciones financieras de Nilsen Arias, según las investigaciones judiciales. En el proceso hay un contrato entre esta empresa y Energy Intelligence Consulting Corp., una offshore ligada a los hermanos Antonio y Enrique Peré Ycaza, quienes también se declararon culpables en Estados Unidos por haber canalizado sobornos que venían de intermediarios petroleros a favor de funcionarios ecuatorianos.

Nilsen Arias Sandoval (segundo desde la izquierda) y Willam Vásconez Rubio fueron parte de una comitiva del Gobierno ecuatoriano en una visita oficial a China en abril de 2013. Foto: Ministerio Coordinador de Sectores Estratégicos.

Este Diario ubicó en el expediente tres pagos de Energy Intelligence a favor de Ultra Logístico y de Cristian Arias, por un total de casi $ 1 millón. Dos por $ 350.000 en noviembre de 2015 y otro por casi $ 298.000 en febrero de 2017.

Además, Ultra Logístico recibió pagos por un poco más de $ 355.000 de parte de otra offshore panameña ligada a Nilsen Arias y su esposa, Administraciones Carey del Sur S. A., que también recibió dinero proveniente de los hermanos Peré, según los documentos judiciales.

Entre estos también existe una factura de $ 500.000 que Ultra Logístico recibió de la firma de abogados portugueses Edge International Lawyers, quienes dieron servicios a Nilsen Arias y su familia para adquirir propiedades en Portugal. Este documento se emitió en enero de 2017.

Ortega: ‘Yo soy el que pongo la cara ante todo’

En Manta, la policía irrumpió en el domicilio de Willam Vásconez la mañana del 2 de noviembre del año pasado. Tenían una orden de detención con fines investigativos. En la diligencia incautó su celular.

La Fiscalía ordenó que se extraiga la información de ese teléfono y se encontró un chat que Vásconez mantuvo con su tío político Boris Ortega a finales de 2019. Se trata de una discusión por una hacienda. Los diálogos muestran que la propiedad pertenecía a Vásconez y la cuidaba Ortega.

Este le increpó cosas como esta: “Yo soy el que pongo la cara ante todo y encima mantengo la propiedad y me vienes a tratar como tú (sic) empleado”.

También le propuso zanjar la propiedad del inmueble en un juicio. Ortega le escribió un hilo de mensajes como estos, transcritos de forma literal: “Busca tu abogado yo ya tengo el mío”. “Ahora si nos vamos a ver sin mascaras ante la justicia”. “Y si eso (la hacienda) tiene que volver a manos del estado que vuelva”.

Vásconez rechazó la idea. Se mostraba más conciliador y le hablaba de la unión familiar y la importancia de pasar juntos el fin de año. Para resolver el problema de la hacienda, le sugirió: “Lo k tenemos k hacer es vender eso los dos” (sic).

En el chat que Vásconez tuvo con Nilsen Arias también toparon el tema de la hacienda. Esta es la transcripción del diálogo:

Vásconez: Yo ando con 10 dólares mi pana

Arias: no jodas enserio me estas diciendo

tanto así

Vásconez: Si mi pana

Endeudado hasta con tránsfugos de las motos

De esos que si no les pagas a tiempo te dan tu paliza matutina

Arias: si me digiste, Eso es peligroso

Y la hacienda pana!!, no está produciendo?

Vásconez: Me patiarin todo

B se hizo el loco

Arias: Yo juraba que era tuyo

Vásconez: Años que no voy

Arias: me dejaste frio pana (...) no tienes idea como le presionaba a mi hermano

Luego Arias le dijo que unos amigos suyos habían visitado el sitio y que ahora funcionaba ahí un centro de convenciones.

Ninguna de las dos conversaciones deja saber dónde se ubica el inmueble.

En las declaraciones patrimoniales juradas que Vásconez entregó a la Contraloría General del Estado por ser funcionario público, entre 2018 y 2022, registró tres inmuebles: una casa en Conocoto (en el valle suroriental de Quito) valorada en $ 170.000, un terreno también en la capital de $ 10.000 y otro terreno en la ciudad de Esmeraldas de $ 15.000.

Además, un informe de la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE) que forma parte del expediente judicial descubrió que Vásconez vendió en 2017 un terreno con casa ubicado en Jama (Manabí).

Los documentos judiciales muestran que, al mismo tiempo que Cristian Arias le hacía los pagos a Boris, también adquirió maquinaria agrícola a la empresa ecuatoriana Paracamiones Cía. Ltda. por $ 67.608. La factura, que es parte del expediente, lleva por fecha octubre de 2015.

Una exempleada de esta empresa, Mónica Caiza Quijo, apareció como liquidadora de una offshore ligada a Nilsen Arias, Weland Trading Inc., que estuvo domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas. Su nombre quedó registrado en la gaceta oficial de esa jurisdicción.

Este Diario la contactó por correo electrónico, pero no obtuvo respuesta. Hace dos años, familiares de Caiza manifestaron a EL UNIVERSO que ella vivía en España y no había realizado la liquidación de esa empresa.

De su parte, el dueño de Paracamiones, Ricardo Freire Macías, respondió a este Diario: “La única relación que he tenido con el señor Arias es profesional y no tenía conocimiento de la labor que desempeñaba su hermano y de ninguna cuenta offshore manejada por ellos”. Y agregó: “Las actividades o cosas que mis empleados realicen por fuera de la empresa es responsabilidad absoluta de ellos”.

Otro pago sospechoso

En la tabla donde están detallados los pagos para alias Primo también hay otros para John y Aladino. Las transacciones a favor del primero coinciden en monto y fecha con los que Cristian Arias realizó a la empresa panameña Alkimiaconst S. A.

EL UNIVERSO reveló en 2019 que esta compañía está relacionada con el empresario Yong Qing Li Lou, también conocido como John Li, quien ayudó a establecerse en el país a dos grandes empresas chinas que obtuvieron multimillonarios contratos públicos financiados con créditos de los bancos chinos.

Uno de los negocios de John Li es un popular restaurante ubicado en plena zona comercial del norte de Quito. Este Diario dejó varios mensajes en ese establecimiento solicitando una entrevista con el empresario, pero no recibió respuesta.

QUITO. El restaurante chino Mei Lai Wha está ubicado sobre la av. 6 de Diciembre, diagonal al estadio Atahualpa. Su dueño es Yong Qing Li Lou. Una de sus empresas representó a Ceiec.

Cristian Arias hizo dos transferencias por un total de $ 350.000 a favor de Alkimiacosnst, en noviembre y diciembre de 2015.

El chat que Vásconez mantuvo con Nilsen Arias lo deja ver como una persona en muchos apuros económicos, pero con voluntad para seguir haciendo negocios, sobre todo consiguiendo financiamiento externo para realizar obras públicas, algo que ambos habían hecho muy bien durante el correato. En un arranque de emoción, recordando esos viejos tiempos, Vásconez le dijo: “Lo que hicimos por el país nadie lo podrá hacer de nuevo”. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad