Para la fiscal general, Diana Salazar, una de las principales preocupaciones en torno a la situación del sistema penitenciario en el país sería la disminución de denuncias por el presunto delito de ingreso de artículos prohibidos a los centros de rehabilitación social.

Así se indicó en un tuit escrito en la cuenta institucional de la Fiscalía, luego que, la mañana de este miércoles, se reunieron la fiscal Diana Salazar y Fausto Cobo, director general del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), para tratar temas relacionados con la compleja situación del sistema penitenciario ecuatoriano.

Según el SNAI, en la reunión se habrían establecido parámetros para una coordinación interinstitucional efectiva y se señalaron mecanismos de coordinación directa en temas de inteligencia estratégica para el intercambio de información de manera oportuna.

“En la cita se consideró que la crisis que enfrenta actualmente el sistema de rehabilitación social es un problema de Estado y se necesita de la cooperación de todos los organismos relacionados con la seguridad y justicia, entre otros”, se señaló en la cuenta institucional del SNAI, luego de la cita reservada que se dio en el edificio sede de la Fiscalía General del Estado.

Decomisan fusil, otras armas, municiones y explosivos en cárceles de Guayaquil y Latacunga

La reunión entre las principales autoridades de la Fiscalía y el SNAI se dan a pocos días de que operativos policiales realizados en centros de privación de la libertad (CPL) en las provincias del Guayas y Cotopaxi dejaron al descubierto los lugares en los que se almacenaban armas de fuego, municiones, cuchillos, bombas molotov artesanales y hasta droga.

En las últimas horas, en la provincia de Manabí, en las cercanías a la cárcel El Rodeo también se descubrieron enterradas armas de fuego, municiones y pasta base de cocaína que se presume tenía como destino final el interior de ese centro. Las evidencias levantadas fueron llevadas hasta la Policía Judicial de Portoviejo para que se continúe con las investigaciones.

Subametralladora, granada y municiones encuentran en área aledaña a la cárcel El Rodeo, en Portoviejo

Las acciones van encaminadas a evitar que ingresen este tipo de materiales prohibidos que sirven a los integrantes de bandas ubicadas en las cárceles del país para generar riñas y muertes, como las ocurridas en varias ocasiones en Guayas, Cotopaxi y Azuay.

Cobo ha insistido en que lo que pasa en los centros penitenciarios son un componente de una amenaza mayor que atenta contra el Estado ecuatoriano: el narcotráfico.

Según el SNAI, los trabajos para recuperar la seguridad en los CPL arrancarán en Cotopaxi, lugar en el que, dijo Cobo, no solo se instalará tecnología de punta, sino que se reubicará al Centro de Detención Provisional, es decir, saldrá de la parte penitenciaria para colocarla en el área prepenitenciaria. Luego, las acciones se centrarían en los centros ubicados en Guayaquil. (I)