El director del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), Bolívar Garzón, deberá investigar el motivo por el que Fausto R., exdirector de la cárcel Regional, se encontraba en estado etílico en el interior del reclusorio el pasado viernes, sugirieron uniformados de la Policía Nacional el pasado sábado.

El exdirector fue detenido la noche del pasado viernes cuando el vehículo en que se transportaba se chocó con un patrullero, en los exteriores del complejo carcelario, en la vía a Daule, norte de Guayaquil, informó el general Fausto Buenaño, comandante de la Zona 8 de la Policía Nacional.

Uniformados se acercaron y se percataron de que quien conducía era un guía penitenciario, que estaba con aliento a licor, y que en la parte posterior estaba el exdirector, también en estado etílico.

Luego acudieron agentes de tránsito para hacer las verificaciones del accidente y al entrevistarse con el exdirector, este levantó la voz a los agentes e intentó agredirlos a ellos y a los uniformados de la Policía en ese punto luego del choque, se detalla en el informe policial.

Publicidad

Por ese motivo, el SNAI dispuso que el coronel (s. p.) Mario Augusto Mendieta esté a cargo desde ese sábado de la cárcel Regional, mientras que Fausto R. fue notificado sobre la terminación del nombramiento de libre remoción.

Según personal que trabaja en la cárcel, el viernes pasado se desarrolló una celebración entre los reos en el pabellón de máxima seguridad, un supuesto campeonato con líderes de bandas delictivas.

Sin embargo, esta información no fue ni confirmada ni desmentida por uniformados o personal del SNAI, el pasado fin de semana. “Si hubo una fiesta dentro del penal, eso tendrá que investigarlo el SNAI”, indicó Buenaño, en la rueda de prensa.

Ambos funcionarios fueron detenidos, tanto el exdirector como el exguía, y llevados a audiencia de flagrancia por contravención.

Durante la audiencia, el exfuncionario se acogió al acuerdo de conciliación en pedir disculpas públicas a los uniformados que estuvieron durante ese operativo.

“Su señoría, pido las disculpas del caso, yo me encontraba dormido, yo discutí, hablé, pero pido públicamente las disculpas del caso a la institución, a la policía a la cual me debo porque con ellos trabajo, al señor policía Hernández le pido disculpas, no fue mi intención, no se volverá a repetir, estoy muy arrepentido”, fueron las palabras del exdirector, según se detalla en el informe de la audiencia de la Función Judicial.

Allí también se informa que el uniformado aceptó las disculpas y que se desea que ese evento no pase a mayores, por lo que el juez hizo válido el proceso de conciliación.

Sin embargo, el guía penitenciario fue sentenciado a 20 días de prisión por conducir en estado etílico. (I)