La propuesta de la alcaldesa Cynthia Viteri sobre ceder una isla para que se construya una nueva cárcel ha tenido diversas reacciones dentro del Gobierno y la Policía.

En alusión a este planteamiento, el ministro del Interior, Patricio Carrillo, dijo este martes que “le preocupa que se lancen iniciativas sin antes ver lo que se está haciendo” para conocer la situación del país.

Recordó que se están realizando diversas acciones para conocer la realidad, como un censo poblacional, un proceso de regularización de extranjeros y el censo penitenciario.

Publicidad

“Habrá que mirar si en términos de derechos humanos (es factible construir en una isla), porque a la isla tendrán que ir defensores técnicos, visitas, tendrán que verse muchos mecanismos”, mencionó a Ecuavisa.

Alcaldesa Viteri ofrece una isla de Guayaquil para que se construya una cárcel

El funcionario señaló que se podría debatir la posibilidad de tener un sistema privado penitenciario y carcelario donde el Estado se haga cargo de aquellos delincuentes que por decisión quieren ser parte de organizaciones criminales y otro grupo para aquellos que por equivocación o error deben pagar una pena.

Carrillo se refirió a un sistema mixto donde los municipios puedan tener este tipo de competencias. “Por qué no pensar en una cárcel militar para los grandes delincuentes y que no tienen voluntad de rehabilitación...”, propuso.

Sobre la propuesta de una nueva cárcel, Fausto Salinas, comandante de Policía, indicó que cada propuesta que se haga debe seguir los canales regulares.

Publicidad

“Como Policía podríamos recomendar si es viable luego de un estudio técnico, por ahora no podemos pronunciarnos. La alcaldesa Viteri debe presentar su propuesta al Gobierno para que se haga un estudio y ver la posibilidad real de que esto se pueda producir”, dijo a este Diario al ser consultado del tema.

El principal de la Policía mencionó que ellos están en un trabajo para fortalecer el sistema penitenciario y ya hay algunas acciones que se están tomando y otras que se van a tomar a futuro. “Esta propuesta se debe coordinar con el Ministerio del Interior para analizar su validez”, mencionó.

¿Una Alcatraz en Guayaquil? Así reacciona la ciudadanía ante propuesta de Viteri de entregar isla para hacer prisión

Salinas consideró que primero está la necesidad de mejorar las cárceles que hay, aunque también cree que sí existe la necesidad de tener algunas cárceles nuevas. “Sobre todo tener una cárcel de máxima seguridad de un buen nivel, en algún lugar especial del país, pero esto va de la mano de un régimen penitenciario estricto y exigente y a esa cárcel deberían ir las personas más violentas o quienes lideran la violencia tanto en el interior como en el exterior de las cárceles”, mencionó.

Carrillo afirmó que el Gobierno no trabaja a corto plazo en su lucha contra la delincuencia y que el plan integral de seguridad en Ecuador está transformándose para mejorar acciones de inteligencia. . “Esto es un trabajo de mediano y largo plazo. Debe ser visto como una razón de Estado. Se necesitan reformas y una reestructuración del sistema de justicia”, dijo.

Publicidad

Sostuvo que si continúan en el camino en el que están, van a dejar sentadas las bases estructurales para nuevos mecanismos de seguridad.

Consultado sobre el actual estado de excepción, vigente tras una explosión en Cristo del Consuelo, Carrillo manifestó que sí funciona y no es la única medida que toma el Gobierno nacional para contener el crimen.

Volvió a insistir en que las normas en Ecuador son suficientes para combatir la delincuencia común, pero que ahora se está bajo un escenario de la presencia de crimen organizado y se necesitan capacidades especiales.

Prisión en isla de Guayaquil: especialistas hablan de los pros y contras de esta propuesta

El funcionario también aludió al planteamiento sobre seguir la receta en materia de seguridad que se aplica en El Salvador. De esto se ha hecho eco la alcaldesa Viteri.

Publicidad

Dejó en claro que no es partidario de la política de seguridad aplicada por el presidente Nayib Bukele.

“No soy partidario de esto porque existirían muchas más violaciones de derechos humanos y sería un cortoplacismo nada más, porque se puede presentar un resultado, pero no se ha cambiado la realidad. La mejor política de seguridad es la política económica y de educación“, sostuvo Carrillo. (I)