Manta, MANABÍ

Reimundo Antonio Pin Castillo, de 47 años, aún guardaba luto por el asesinato de su hijo Jesús Pin Pilligua, el pasado 20 de agosto. Y bajo la misma circunstancia Reimundo murió de forma violenta este martes en la vía Interbarrial de Manta.

El hecho sucedió en la mañana. Testigos indican que presuntamente personas que viajaban en una camioneta doble cabina, color blanco, le cerraron el paso a Reimundo cuando a bordo de una motocicleta se disponía a ingresar al sector Nueva Esperanza, donde residía.

Publicidad

En esa vía, los desconocidos dispararon en varias ocasiones en contra de Reimundo Pin, quien cayó de la moto y quedó tendido en la vía, mientras que sus asesinos huían.

Mujer fue asesinada luego de dejar a sus hijos en unidad educativa de Montecristi

Tras varios minutos tirado, familiares, aún con trajes color negro por la muerte de Jaime Pin, llegaron al lugar y lamentaron el hecho. Aún con lesiones por las balas recibidas llevaron el cuerpo de Reimundo hasta el hospital del IESS de Manta, donde solo confirmaron la muerte.

Sus familiares no dieron versiones en forma inmediata al hecho que nuevamente enluta a la familia Pin-Pilligua.

Publicidad

Pero a los pocos minutos del ataque contra Reimundo, una camioneta de las mismas características a las descritas por testigos del crimen fue hallada en el acceso a la ciudadela Sí Vivienda (en los límites de Manta con Montecristi). Estaba abandonada y en el balde de ese medio de transporte se halló una caneca con gasolina.

La policía llegó al lugar donde se encontraba la camioneta abandonada.

Publicidad

El 31 de agosto, Jesús Pin almorzaba en su vivienda cuando recibió una llamada a su teléfono móvil, en donde le indicaban que saliera de casa para recibir un recado. Pero a los pocos instantes fue disparado. Reimundo Pin, padre de Jesús, dio declaraciones ese día a algunos medios digitales lamentando la muerte de su hijo. (I)