Washington T. y Karina C., una pareja de esposos, fue sentenciada a 26 años de cárcel por la desaparición con resultado de muerte de Carlos S., un taxista, en Quito.

Fiscalía acusó a ambas personas como autores directos del delito. El hecho ocurrió el 21 de octubre del 2022 cuando lo privaron de su libertad y lo retuvieron ilegalmente.

En esa fecha, Carlos S. tomó una carrera en el sector del camal metropolitano en Guamaní, en el sur de Quito. Luego, la familia reportó la desaparición y Fiscalía inició las diligencias investigativas que determinaron que la pareja fue la que tuvo un último contacto con la víctima.

Publicidad

En un allanamiento a un inmueble, la Policía encontró la cédula de identidad, la papeleta de votación y la licencia de conducir de Carlos S., así como la placa de su taxi.

‘Gato Farfán’, narco ecuatoriano, fue extraditado de Colombia a Estados Unidos

Para probar la participación de ellos en el delito, el fiscal del caso presentó un análisis telefónico que estableció técnicamente la ruta de los celulares tanto de la víctima como de Karina C. La pericia concluyó que los dispositivos siguieron el mismo trayecto el día que desapareció.

Hubo además los testimonios de agentes investigadores, un informe de inspección ocular técnica, el reconocimiento de las evidencias, la autopsia médico-legal y videos de cámaras de seguridad que captaron el rumbo que siguió el taxista luego de tomar la carrera.

Publicidad

Presunto antisocial abatido durante captura de banda de secuestradores en la Entrada de la 8, en el noroeste de Guayaqui

Al tribunal de juzgamiento se le presentó la pericia de ADN practicada a los restos óseos hallados el 17 de febrero del 2023 en un bosque de Amaguaña, en el suroriente de Quito, luego que Washington T. revelara el punto exacto donde abandonaron el cuerpo.

Una prueba arrojó resultados positivos para el perfil genético de la víctima.

Publicidad

La desaparición con resultado de muerte se sanciona con una pena de 22 a 26 años. (I)