NOTICIAS

Publicidad

Tres presuntos coyoteros fueron detenidos en Cuenca

A los sospechosos se los involucra en la muerte de dos migrantes y en la desaparición de otro.

Esta madrugada se desarrolló el operativo Éxodo que derivó en la detención de tres presuntos coyoteros. Foto: Cortesía fiscalía Azuay

Publicidad

Cuenca

Tres presuntos coyoteros fueron detenidos la madrugada de este miércoles en un operativo conjunto entre la Fiscalía del Azuay y la Policía.

A los sospechosos se los involucra en la muerte de dos migrantes y en la desaparición de otro.

Publicidad

Los allanamientos se realizaron en el sector del Parque Industrial y las parroquias rurales Baños y El Valle. En estos lugares se encontraron evidencias como un revólver, teléfonos celulares y papeletas de depósito por valores de entre $ 500 y $ 1.800.

La investigación que derivó en la detención de las tres personas, que han sido identificadas como José Fernando P. M., Fredy Erasmo M. S. y Alva Piedad D. Ch., tomó seis meses.

Durante las indagaciones se conoció sobre su presunta participación en el traslado de personas desde Ecuador a México y luego a Estados Unidos por pasos clandestinos.

Publicidad

El fiscal de la unidad especializada de trata de personas, Luis Fernando Hidalgo, contó que una de las víctimas de este grupo es un joven de 21 años, cuyo paradero era desconocido desde septiembre pasado.

El padre de la víctima, cansado de las explicaciones y justificaciones vacías del supuesto coyote, puso la denuncia en la Fiscalía hasta que finalmente se ubicó a uno de los tres capturados.

Publicidad

De este caso, la autoridad explicó que el joven cuencano murió por “exposición a altas temperaturas”, presumiblemente mientras cruzaba el desierto de Arizona.

A esto su colega, Fernando Sánchez, añadió que en lo que va del año 2022 son cinco los casos abiertos por este presunto delito de tráfico de personas, que se persiguen desde hace varios años.

Por ejemplo, mencionó que a uno de los detenidos en los últimos allanamientos se lo buscaba desde el año 2014.

Por su parte el fiscal de Azuay, Leonardo Amoroso, mencionó que muchas veces por presión, amenazas o acuerdos entre las víctimas y los coyoteros muchas denuncias se retiran y los casos quedan en la impunidad. (I)

Publicidad

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad