Policías y militares no tendrán días de asueto en este largo feriado de cinco días que se avecina. El número de uniformados que aportarán a la seguridad ciudadana se incrementará a 8.500 en Guayaquil, Durán y Samborondón, informó el Gobernador del Guayas, Pablo Arosemena. Este conurbano, conocido también como Gran Guayaquil, es escenario de una ola delincuencial y de muertes violentas que mantienen en zozobra a la ciudadanía.

Además de los patrullajes, se han establecido lugares estratégicos donde se realizarán operativos fijos, como vías principales, barrios conflictivos, en los cementerios —por el Día de los Difuntos, estos acogerán a muchos visitantes— y en zonas comerciales de la ciudad.

Arosemena, en un conversatorio con la prensa la mañana de este viernes, recibió las quejas de que “no se ve a los militares en las calles”, a lo que respondió que estos sí están haciendo patrullajes en vehículos propios de las Fuerzas Armadas y también en camionetas cedidas por el Municipio de Guayaquil.

La medida se replica también en Samborondón, donde la municipalidad informó que se pusieron a disposición de la Policía Nacional diez motocicletas más para intensificar el patrullaje en este cantón.

Publicidad

“Los militares están donde la Policía ha determinado que son sitios críticos para que presenten su apoyo. Pero también he hablado con los alcaldes, porque ellos mejor que nadie conocen sus ciudades y ellos pueden validar dónde deben estar los militares y policías. Además, por una cuestión de estrategia, no podemos decir dónde están y adónde se van a mover”, explicó el gobernador.

En el conversatorio, Arosemena volvió a insistir en la idea de que los guardias privados apoyen a la Policía. Ellos no pueden intervenir como fuerza pública, pero sí pueden ser “los ojos y oídos” de la Policía, dijo el representante del Ejecutivo.

“Tenemos 50.000 policías a nivel nacional, y en Guayas tenemos 30.000 guardias privados; a través de las empresas que los emplean podemos establecer un mecanismo de comunicación directa con el ECU-911 para cubrir mejor los sitios de incidencia del delito”, sugirió.

Arosemena destacó la colaboración del Municipio de Guayaquil y la Corporación para la Seguridad Ciudadana, que aportan también con la identificación de los lugares por cubrir, así como con logística y tecnología.

Durán está equipando en una primera fase con 150 cámaras a su sistema de videovigilancia, que contaba solo con 9. Las cámaras permiten una identificación de 100 metros sin distorsionar las imágenes, grabación infrarroja nocturna, detección de movimientos y una movilidad de 360 grados, ha destacado el Municipio en un videocomunicado. Esto permitirá contribuir al trabajo de la fuerza pública.

En las próximas semanas el Municipio de Samborondón dará a conocer más detalles del sistema de videovigilancia que se implementará en el cantón, que en este feriado también contará con presencia policial en los alrededores de sus centros comerciales. (I)