Una manera para incrementar el empleo en Ecuador puede ser adelantar la construcción del aeropuerto de Chongón. Un acuerdo del Gobierno nacional con el Municipio de Guayaquil y la Fundación Aeroportuaria podría lograrlo, el primero daría los permisos, y los segundos facilitarían el financiamiento en sus presupuestos.

El ex alcalde de Guayaquil abogado Jaime Nebot Saadi dejó dos propuestas para construir el nuevo aeropuerto: la primera, requiere de 5 millones de pasajeros anuales, la empresa privada conseguiría el financiamiento, construiría la obra y se cobraría de las rentas que genere; se estima en el 2040 llegaría a esa cantidad de usuarios. La segunda, se basa en un ahorro del Municipio de Guayaquil y la Fundación Aeroportuaria, los cuales tienen depositados en el Banco Central del Ecuador $ 300 millones de los 800 necesarios; para el 2045 se considera que existirá el dinero suficiente, y en esta modalidad solo se necesitaría un millón de pasajeros para garantizar los costos operativos del aeropuerto.

Si el Municipio aportara los $ 500 millones que faltan, la obra podría hacerse durante este Gobierno. Debería destinar anualmente entre $ 100 y $ 150 millones en las obras principales y complementarias. Los beneficios al empleo serían nacionales. Normalmente en estas obras más del 50 % de los trabajadores no son nacidos en Guayaquil. Decenas de miles de empleos directos e indirectos ayudarían a las familias a salir de la pobreza. El patriotismo del presidente y la alcaldesa permitirían adelantar la construcción de la obra, en un momento que la economía nacional lo requiere. (O)

Félix Armando Álvarez Alvarado, docente, Guayaquil