Revisando los libros de mi biblioteca me encontré con el que motiva esta nota, publicado en el año 2002 por el Diario EL UNIVERSO en colaboración con el Banco del Pacífico, El libro de los valores, trata de la honestidad, la tolerancia, la justicia, el respeto, la paz, la libertad, la solidaridad, la humildad, la responsabilidad, la laboriosidad, la generosidad, la perseverancia, la bondad, el agradecimiento, la amistad, la prudencia, la fortaleza y la lealtad, como valores. Culmina con frases de valor, entre otras resalto las de George Washington, sobre la honestidad: “Espero tener suficiente firmeza para conservar lo que considero el más envidiable de todos los títulos: ‘el carácter del hombre honesto’”. Voltaire: “No comparto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo”. Ernesto Sábato: “Para ser humilde se necesita grandeza”...

Cada uno de los valores cuenta con definiciones sencillas, prácticas y un corto cuento o fábula como La rana y la serpiente, de Esopo (la tolerancia); El cuervo vanidoso, y La hormiga y el grano de trigo, (la justicia); Héctor y Aquiles, adaptación de un fragmento de la Ilíada de Homero, (la paz); y así, para cada uno de los valores.

Valdría que el librito sea incorporado en los planes de estudios de las escuelas y los colegios para que nuestra niñez y juventud recuperen los principios y valores, a veces perdidos en nuestra sociedad y en otras. (O)

José Ramón Jiménez Carbo, abogado, avenida Samborondón